Granada

Más de 7.200 granadinos estrenarán en 2027 el retraso de la jubilación

  • Los trabajadores nacidos en 1960 y que permanezcan en activo en 2027 serán los primeros afectados por la reforma del sistema de pensiones en toda su extensión si prospera la propuesta del Gobierno central

La jubilación a los 67 años llegará finalmente en el año 2027. O al menos esa es la intención del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que la semana pasada anunció su intención de aprobar la reforma de las pensiones -aún en negociación- antes del día 28. Según la propuesta del Ejecutivo, apenas quedan dos años en los que los trabajadores podrán seguir jubilándose a los 65 años, porque el retraso en la edad de jubilación comenzará el próximo 2013, fecha en la que se abre un periodo transitorio en el que cada año se sumará un mes y medio a la edad legal de jubilación. Así que en 2013, los granadinos nacidos en 1948 que quieran jubilarse con el 100% de la pensión tendrán que tener, al menos, 65 años y un mes y medio para poder hacerlo.

Pero, dentro de la reforma del sistema, estos primeros afectados serán unos privilegiados, en el sentido de que no tendrán que alargar demasiado su vida laboral para disfrutar de un retiro remunerado. Serán los granadinos nacidos en 1960 -que actualmente tienen 51 años- los que, en caso de permanecer activos, tendrán que retrasar dos años la edad de jubilación. Según las proyecciones de población publicadas anualmente por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), en 2027 Granada contará con una población de 11.371 personas con 67 años, que por fin ese año podrán retirarse. Eso, evidentemente, en el caso de que hayan trabajado y cotizado lo suficiente para recibir una pensión del Estado como contrapartida a su vida laboral. Así que de esas 11.371 personas , no todas 'estrenarán' la jubilación definitiva a los 67 años. Según una estimación realizada por este periódico a partir de las proyecciones de población y de la tasa de actividad que la Encuesta de Población Activa (EPA) atribuye a los mayores de 55 años -del 63,6%- el resultado sería que alrededor de 7.220 granadinos nacidos en 1960 y que permanezcan en activo en 2027 podrían retirarse con la totalidad de la pensión, en el caso de haber cotizado lo suficiente en la Seguridad Social.

Este mismo cálculo permite aventurar la cifra de ese primer grupo de trabajadores granadinos que se jubilarán a los 65 años y un mes y medio en 2013. En principio, en 2013 habrá en la provincia 8.109 granadinos con 65 años, de los que, según la EPA, permanecerán en activo alrededor de 5.149, los pioneros del retraso de la edad de jubilación.

Evidentemente, habrá que esperar hasta 2027 para conocer exactamente el número de afectados de lleno por la reforma del sistema de pensiones, porque hasta entonces no se tendrá una cifra real del número de trabajadores con derecho a la jubilación. Además, en la reforma se establecerán criterios que permitirán la jubilación anticipadas para aquellos trabajadores que tengan carreras largas de cotización (en principio, más de 36 años, aunque esta cifra también se irá ampliando de forma progresiva) o profesiones penosas.

Si la propuesta prospera en los términos establecidos por Zapatero sin llegar a un consenso con los sindicatos, una cosa es segura: la conflictividad laboral está servida. Después de un año de reformas impuestas en el mercado de trabajo y de romper el hielo con la primera huelga general de esta etapa socialista, los sindicatos ya han advertido que la aprobación de la jubilación a los 67 años tendrá consecuencias. Justo después de conocer la intención del Gobierno central de llevar a buen puerto el retraso de dos años de la edad de jubilación, el secretario confederal de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, anunció que el sindicato decidirá el próximo 11 de enero la respuesta "a las reformas que está acometiendo y que amenaza con acometer" el Ejecutivo. Tras una reunión de secretarios generales de Federaciones y Uniones Territoriales de CCOO, Lezcano aseguró que la línea divisoria entre el acuerdo y el conflicto en el caso de las pensiones es la retirada de la propuesta de retrasar la edad de jubilación a los 67 años. "Si no se retira, el Gobierno debe saber que tiene el conflicto a las puertas", advirtió.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, indicó que para recomponer el diálogo social -a todas luces quebrado tras la falta de consenso en el seno del Pacto de Toledo- "un requisito importante es que el Gobierno retire la línea roja del desplazamiento obligatorio de la edad de jubilación a los 67 años" y "busque una fórmula de consenso en relación al futuro de las pensiones con sindicatos y la patronal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios