Granada

El hallazgo del fósil Lázaro que convierte a Guadix en un "mundo perdido"

  • Los huesos de una tortuga terrestre gigante que se creía extinguida implican un clima distinto en la zona

El hallazgo del fósil Lázaro que convierte a Guadix en un "mundo perdido" El hallazgo del fósil Lázaro que convierte a Guadix  en un "mundo perdido"

El hallazgo del fósil Lázaro que convierte a Guadix en un "mundo perdido"

En Fonelas P-1 hasta el momento se han identificado 25 especies de grandes mamíferos, junto con otros vertebrados. El año pasado se hicieron públicos también un par de huesos pertenecientes a un gran animal que, por su anatomía, eran de un gran reptil: pertenecían a tortugas gigantes terrestres que habitaron en la Cuenca de Guadix hace 2 millones de años.

Esta ha sido otra de las grandes sorpresas yacimiento, pues este tipo de tortugas, muy frecuentes en Europa durante el Mioceno, tenían su último registro conocido en la península Ibérica hace 3,3 millones de años y en toda Europa hace 2,5 millones, en Anatolia.

Por ello, los fósiles identificados suponen la última población europea conocida de estos animales. Es lo que en paleontología se denomina un fósil o "taxón Lázaro", pues vuelve a aparecer en la 'Historia de la Vida' cuando se consideraba extinta. Así, esta población granadina de tortugas es medio millón de años más moderna que la última verificada hasta este nuevo descubrimiento. Eso supone que en la Cuenca de Guadix se mantuvieron unas condiciones ambientales templadas y húmedas mientras en el resto de Europa, en este intervalo de tiempo, se generalizó un clima más frío y riguroso. Esto verifica que la Cuenca de Guadix fue un "mundo perdido" un ámbito paleontológico distinto a lo conocido en el Cuaternario europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios