Granada

La huelga de examinadores deja a las autoescuelas en números rojos

  • El PSOE registra una proposición no de ley para exigir al Gobierno el aumento de la plantilla

La huelga de examinadores ha provocado la caída de las clases prácticas. La huelga de examinadores ha provocado la caída de las clases prácticas.

La huelga de examinadores ha provocado la caída de las clases prácticas. / carlos gil

Un día después del fin de la huelga de examinadores de Tráfico, las autoescuelas granadinas recibieron el apoyo del Partido Socialista. La situación que atraviesan estos empresarios es muy delicada teniendo en cuenta el parón que ha supuesto la huelga parcial celebrada cada lunes, martes y miércoles por parte de los funcionarios de Tráfico que ha 'aparcado' el examen de en torno a 800 alumnos de la provincia. Aunque tanto la Asociación Provincial de Autoescuelas como el PSOE comprenden las reivindicaciones de los examinadores a nadie se le escapa las dramáticas consecuencias que esta huelga ha provocado a empresarios y alumnos.

Hay autoescuelas a las que no le salen las cuentas, que se han visto obligadas a echar a alguno de sus trabajadores o que ven el cierre cercano. Pero también hay alumnos para los que el carnet puede suponer una oportunidad laboral o es necesario para presentarse a unas oposiciones y que llevan semanas esperando para hacer la prueba.

Ante esta situación, el Grupo Parlamentario Socialista ha reclamado al Gobierno de España más personal en la Dirección General de Tráfico para acabar con los perjudiciales retrasos de los exámenes prácticos de conducir que afectan muy negativamente al sector de las autoescuelas y a decenas de miles de aspirantes.

"No hay suficientes examinadores por lo que el alumnado tiene que esperar más de un mes para hacer la prueba", criticó ayer la parlamentaria andaluza por el PSOE, Olga Manzano, que mantuvo ayer una reunión con la Federación Andaluza de Autoescuelas con sede en Granada y presidida por José Blas Valero. "En los últimos seis años se han perdido 43 profesionales en toda Andalucía", añadió la parlamentaria que solicitó al PP soluciones urgentes. "Si no, el sector acabará permanentemente liquidado".

Olga Manzano, que estaba acompañada por el senador socialista, José Martínez Olmos y la diputada nacional por el PSOE, Elvira Ramón, denunció también como esta circunstancia está provocando una asfixia para las autoescuelas. "Se está convirtiendo en una situación verdaderamente preocupante al perder un volumen un volumen importante de clientela. Si se prolonga este panorama los centenares de centros de formación se verán obligados a plantearse medidas extremas que afectarán, sin duda, a sus empleados al perder gran parte de los ingresos".

Ante esta situación, el PSOE ha registrado una Proposición No de Ley en el Parlamento Andaluz para demandar al Gobierno del PP que habilite de forma "inmediata" el procedimiento necesario para solventar la deficiencia de la plantilla de examinadores".

Además, según informó ayer el PSOE. la iniciativa plantea la "dignificar" del cuerpo de funcionarios de Tráfico para que puedan seguir realizando este importante servicio para la ciudadanía y erradicar el daño provocado a las personas que quieren el carné de conducir y a las autoescuelas. "Desde el PSOE consideramos muy insuficiente la respuesta del Gobierno para resolver esta compleja situación", remarcó.

Según detalló el presidente de la Federación Andaluza de Autoescuelas y de la Asociación Granadina de Autoescuelas, José Blas Valero, el problema no terminará solo si se desconvoca la huelga. Lo prioritario es aumentar la plantilla para agilizar la lista de personas que esperan para hacer las pruebas. Así, el conflicto no solo terminará si el Gobierno cede y realiza las mejoras en las condiciones de los funcionarios. Hacen falta más examinadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios