Balance de sanciones en la provincia

El incumplimiento de las medidas contra el coronavirus deja siete detenidos durante el puente en Granada

  • Se han impuesto más de 200 propuestas para sanción en la provincia entre el 31 de octubre y el 2 de noviembre

Un agente de la UIP de la Policía Nacional de Granada vela por el cumplimiento de las medidas. Un agente de la UIP de la Policía Nacional de Granada vela por el cumplimiento de las medidas.

Un agente de la UIP de la Policía Nacional de Granada vela por el cumplimiento de las medidas. / Jesús Jiménez/Photographerssports

"Voy a recoger a mi abuelo, que lo tengo que llevar al médico", sin tener ningún justificante, o "es que siempre vengo a comprar a este pueblo", cuando en su municipio hay establecimientos para ello. Se trata de dos de las muchas excusas con las los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han tenido que lidiar durante estos días en la provincia de Granada. Y es que, como si de una ecuación directamente proporcional se tratase, volvieron las restricciones a la provincia y también reaparecieron aquellos que trataron de saltarse las nuevas normas impuestas durante un puente de noviembre en el que la Junta tomó la decisión de cerrar la provincia a cal y canto para frenar la expansión del coronavirus. Tal es así que hasta siete personas fueron detenidas este puente por no respetar las medidas decretadas.

Como ya se vivió durante marzo, abril, mayo y junio -cuatro meses que hay quienes parecen haber olvidado, ya que continúan sin cumplir las medidas- los controles policiales regresaron durante los últimos días a una provincia que se encuentra al límite de la saturación hospitalaria. Entre el viernes 30 de octubre y el lunes 2 de noviembre, periodo en el que se desarrolló el puente de Todos los Santos, Granada contabilizó un total de 5.113 nuevos casos de coronavirus, unas cifras a las que, si se suma la ocupación hospitalaria -hay en la actualidad 743 granadinos ingresados-, dejan un panorama desolador.

Para evitar que los números continuasen subiendo y que de nuevo durante esta festividad se repitiesen aquellas imágenes del puente del 12 de octubre en las que las calles de Granada estaban totalmente abarrotadas, la Junta de Andalucía implantó el confinamiento perimetral en todos los municipios de la provincia desde la noche del jueves al viernes, pese a que ya había entrado en vigor en la capital y el Área Metropolitana el pasado lunes.

Un agente de la Policía Local de Granada durante un control para evitar la movilidad este puente. Un agente de la Policía Local de Granada durante un control para evitar la movilidad este puente.

Un agente de la Policía Local de Granada durante un control para evitar la movilidad este puente. / Jesús Jiménez/Photographerssports

Sin embargo, como ya ocurriese durante la primera ola de la pandemia, también hubo algunas incidencias por infractores o un éxodo de vehículos hacia la Costa durante un puente en el que la Subdelegación del Gobierno dispuso un dispositivo policial que empezó la mañana del sábado y que estuvo formado por 920 efectivos de la Guardia Civil, 70 agentes diarios de la Policía Nacional distribuidos por la capital, otros 28 en Motril y 12 más en Baza. A ellos hay que sumar además los agentes de la Policía Local de los distintos municipios de la provincia. Asimismo, el operativo contó con 423 controles realizados hasta el lunes, en los que se procedió a cortar la entrada y salida de municipios, entre otras labores de vigilancia.

Según los datos facilitados por el Ministerio del Interior a Granada Hoy, entre el sábado y el lunes los agentes desplegados realizaron un total de 1.682 identificaciones en la provincia granadina, mientras que a 204 de las personas identificadas se les propuso para sanción por no contar con causa debidamente justificada para desplazarse entre municipios, estar en la calle pasado el toque de queda de las 23:00 horas, reunirse con más de seis personas, no llevar la mascarilla o fumar sin respetar la distancia de seguridad.

Asimismo, los efectivos policiales también tuvieron que practicar un total de siete detenciones por este tipo de incumplimientos, que acabaron derivando en incidentes de mayor envergadura.

De este modo se ha saldado a nivel policial un puente de noviembre con el que se ha iniciado una semana decisiva para la provincia granadina, ya que de no disminuir la tasa de contagios y la presión hospitalaria, como ya avanzaron desde la propia Junta de Andalucía, Granada sufrirá mayores restricciones entre las que podría incluso encontrarse el confinamiento domiciliario en aquellas zonas de mayor incidencia de la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios