Granada

El jefe superior de Policía de Andalucía Oriental aboga en Granada por una institución más igualitaria y moderna

  • Aboga por  la transformación digital para afrontar los nuevos desafíos

El jefe superior de Policía  de Andalucía Oriental aboga en Granada por una institución más igualitaria y moderna

El jefe superior de Policía de Andalucía Oriental aboga en Granada por una institución más igualitaria y moderna

El nuevo jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, José Miguel Amaya Tébar, que ha tomado este lunes posesión de su cargo, ha abogado por la formación y la especialización, con especial incidencia en las nuevas tecnologías, para hacer del cuerpo una institución más moderna e igualitaria.

Durante su intervención en el acto, al que no ha podido asistir finalmente el director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, el nuevo jefe superior de Policía de Andalucía Oriental ha afirmado que afronta el reto profesional "sin escatimar esfuerzos y sacrificios" para lograr los objetivos marcados por la dirección.

"Para conseguir una institución más moderna, flexible, internacional e igualitaria -ha dicho-, no hay mayor garantía de éxito que la excelencia en la formación y especialización" del cuerpo, incidiendo especialmente en las nuevas tecnologías.

Esa, ha incidido, debe ser una de las prioridades básicas de esta Jefatura Superior de Policía, cuya demarcación comprende las provincias de Granada, Jaén, Almería y Málaga.

Se trata, ha abundado, de impulsar una transformación digital para afrontar los nuevos desafíos, entre los que ha citado la lucha contra la ciberdelincuencia, la explotación sexual, la trata de seres humanos, los delitos odio, la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y los delitos graves contra las personas y la propiedad.

Amaya Tébar, que ha estado acompañado por el delegado del Gobierno central en Andalucía, Pedro Fernández, ha dicho que la significativa lucha contra la delincuencia organizada que se lleva a cabo en esta región hace necesaria la potenciación de grupos especializados por parte de la Policía, que no dará "ni un paso atrás" en la lucha contra los clanes mafiosos que "mediante el medio o la extorsión pretenden alterar la convivencia ciudadana".

A la lucha contra la inmigración ilegal llevada a cabo por el área de Extranjería y Fronteras se ha referido para subrayar el "difícil equilibrio entre la solidaridad y la firmeza" que conlleva.

También se ha referido, entre sus objetivos, a la seguridad y protección de colectivos de riesgo, como los mayores, discapacitados y mujeres y menores víctimas de la violencia de género y sexual, así como a la lucha contra el acoso escolar y la seguridad en redes sociales.

El jefe superior ha trasladado su disponibilidad "sin fisuras" a los jueces y al Ministerio Fiscal, una "leal colaboración", ha manifestado, que supone una mayor eficacia contra una delincuencia "cada vez más internacional, organizada e itinerante".

También ha abogado por establecer un marco de colaboración entre la seguridad privada y la pública durante su intervención, en la que ha defendido la labor de la Policía durante la pandemia y ha agradecido la labor de su antecesor en el cargo, Jesús Redondo Sanz.

Por su parte, el delegado del Gobierno central en Andalucía ha resaltado la labor, "en primera línea de batalla", de la Policía Nacional durante la pandemia, un ejemplo de lucha continua, ha dicho, para la protección de la vida y bienestar de los españoles.

"La investigación y resolución de delitos y el cumplimiento del resto de funciones de la Policía son claves para que Andalucía sea una región segura en un país seguro como es España", ha declarado.

Para el delegado, el nuevo jefe superior cumple con todos estos requisitos por su amplia experiencia y conocimiento de Andalucía Oriental, donde ha desarrollado gran parte de su carrera profesional, tanto en el área operativa como de gestión.

Ha citado alguno de los méritos policiales -Cruz con distintivo rojo, entre otros- que a su juicio lo hacen merecedor de la jefatura superior de Andalucía Oriental, una demarcación compuesta por 5.100 agentes que prestan servicio a los más de 3,9 millones de andaluces de Granada, Jaén, Almería y Málaga.

Fernández ha resaltado el esfuerzo de sus antecesores en el cargo por mantener la demarcación de esta jefatura en "bajos niveles de delincuencia", lo que también requiere, ha dicho, de una especialización cada vez mayor para afrontar nuevas modalidades delictivas como la ciberdelincuencia o los delitos de odio. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios