Granada

Un joven recibe una carta anónima con insultos por ser homosexual

  • El Defensor del Ciudadano, que atendió once delitos de odio en 2017, recuerda la importancia de denunciar

Luis Manrique, Manuel Martín e Inmaculada García ayer en el patio del Ayuntamiento. Luis Manrique, Manuel Martín e Inmaculada García ayer en el patio del Ayuntamiento.

Luis Manrique, Manuel Martín e Inmaculada García ayer en el patio del Ayuntamiento. / carlos gil

El Defensor del Ciudadano, Manuel Martín, acompañó ayer a una joven que quiso hacer públicas las amenazas y críticas que su hermano ha recibido por la única razón de ser homosexual. El hecho de contar esta historia tenía mucho sentido tanto para ella, Inmaculada García, como para Luis Manrique, amigo de la víctima. Es una forma idónea para dar a conocer que el Defensor del Ciudadano media en este tipo de casos inaceptables. Pero también es una llamada para que nadie sienta miedo por su condición sexual y mucho menos por las amenazas de personas descerebradas.

Según relató la joven, su hermano que tiene 20 años recibió una dura carta con insultos de todo tipo. "En la carta intentaban amedrentarlo y le llamaban perverso, vicioso, sodomita y enfermo. Además le animaban a mudarse a otro país por la única razón de ser homosexual", detalló la joven quien relató que alguien la depósito por debajo de la puerta del piso de alquiler donde su hermano reside con otras estudiantes. Al principio sintió miedo y llegó a mudarse un par de días al piso de su hermana. Finalmente entre ella y Luis Manrique lograron convencerlo para que denunciara tanto ante el Defensor como ante la Policía.

"Hay que acabar con el odio y la diferencia" manifestaron los jóvenes que remarcaron que "hay salidas". Asimismo destacaron la importancia del apoyo de la familia y allegados para que la víctima sea fuerte y supere miedos y temores.

Manuel Martín relató que en 2017 medió en 11 casos de este tipo, casi el doble que en 2016. Un hecho que achacó a que se conoce más el servicio. Cinco de las denuncias fueron por tendencia sexual, tres por racismo, una por discapacidad y dos por cuestiones religiosas. Todas inaceptables y que "hay que denunciar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios