Granada

La madre y el abuelo de la bebé tirada al vertedero, a prisión

  • La juez decreta cárcel provisional sin fianza para los dos investigados por un delito de homicidio

El 16 de enero fue hallada una bebé muerta en la planta de reciclaje Alhendín. El 16 de enero fue hallada una bebé muerta en la planta de reciclaje Alhendín.

El 16 de enero fue hallada una bebé muerta en la planta de reciclaje Alhendín. / efe

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Santa Fe, en funciones de guardia, decretó ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para las dos personas detenidas, la madre y el abuelo materno, en relación con la muerte de un bebé hallado el pasado 16 de enero en la planta de reciclaje de basuras de Alhendín. Tras tomarles declaración por la mañana, la juez decretó esta medida después de la petición ingreso en prisión por parte del Ministerio Fiscal. Según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ambos están siendo investigados por un delito de homicidio.

La madre del bebé, de 23 años, y el abuelo materno, de 56, pasaron a disposición judicial por segunda vez desde su arresto después de que ya lo hicieran el jueves, si bien la juez decidió prorrogar la detención de ambos para practicar nuevas diligencias. Tras su detención, la joven culpó a su padre de la muerte del bebé nada más nacer. El padre biológico del bebé, de 25 años, también fue detenido por un delito de encubrimiento pero quedó en libertad con cargos.

Tras su detención, la joven culpó a su padre de la muerte de la niña nada más nacer

Según informó esta semana la Guardia Civil, el abuelo ayudó supuestamente a su hija en el parto en su domicilio y, al parecer, una vez que tuvo al recién nacido en los brazos lo arrojó violentamente contra el suelo y lo mató, tras lo cual metieron su cadáver en una bolsa de basura y lo tiraron a un contenedor. El bebé fue hallado muerto en la planta de reciclaje de basuras de Alhendín el pasado 16 de enero y, según el resultado preliminar de la autopsia, nació vivo, sano y a su tiempo y presentaba un traumatismo craneal, entre otras fracturas.

La Guardia Civil está a la espera de confirmar si una muestra de ADN encontrada en la bolsa de basura pertenece al abuelo, supuesto autor de la muerte de la bebé, ya que se ha descartado que sea del padre biológico del recién nacido.

Se trata de una familia desestructurada natural de la comarca del Valle de Lecrín, donde residían en el pequeño municipio de Talará y donde eran conocidos por llevar allí viviendo toda la vida. Los servicios sociales del municipio llevaban 25 años prestando todo tipo de asistencia a esta familia, según manifestó ayer el alcalde de Lecrín, Salvador Ramírez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios