investigación en la UGR

Lo que las matemáticas pueden hacer contra el Covid

  • Un grupo de investigadores de la Universidad de Granada plantea la posibilidad de mejorar la gestión sanitaria a partir de fórmulas matemáticas

La carestía de los equipos de protección fue uno de los problemas de la gestión de la crisis. La carestía de los equipos de protección fue uno de los problemas de la gestión de la crisis.

La carestía de los equipos de protección fue uno de los problemas de la gestión de la crisis. / Photographerssports

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus tuvo uno de sus focos de mayor interés en la gestión de los recursos. La escasez de medios hizo necesario priorizar, reutilizar, reciclar. La necesidad de comprar materiales a toda costa también tuvo su vertiente polémica dentro de la gestión de la pandemia. Era imprescindibles hacerse con respiradores, mascarillas, guantes, equipos de protección, reactivos para los laboratorios, kits de detección... La cuestión logística fue capital en la gestión de la enfermedad. Se tuvo que improvisar, hacer frente a un mercado que también colapsó por el aumento de la demanda y actuar en función de una situación que cambiaba por horas.

¿Se pudo hacer mejor? ¿Podrían emplearse las matemáticas para solventar situaciones de crisis como la vivida en estas semanas? Un grupo de investigadores de la Universidad de Granada entiende que sí y ya trabaja en ello. Víctor Blanco, profesor de Departamento de Métodos Cuantitativos para la Economía y la Empresa de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y del Instituto de Matemáticas de la Universidad de Granada (IEMath-GR), señala que "pensamos que podíamos aportar algo ahí". Su campo de trabajo es la gestión eficiente mediante herramientas matemáticas. Ahora, junto a  Marina Leal y Ricardo Gázquez trabaja en un proyecto denominado Distribución óptima de materiales y equipos en situación de crisis sanitaria. Crisis como la que todavía colea.

Víctor Blanco, Marina Leal y Ricardo Gázquez. Víctor Blanco, Marina Leal y Ricardo Gázquez.

Víctor Blanco, Marina Leal y Ricardo Gázquez. / R. G.

El investigador plantea la necesidad de contar con estrategias que permitan "redistribuir" materiales entre hospitales, incluso si pertenecen a distintas comunidades autónomas. Pone como ejemplo lo ocurrido en Madrid. "Faltaba material allí, pero no había ese problema en otras provincias". Un desequilibrio que es lo opuesto a la optimización de recursos. El desarrollo de una herramienta que permitiera esa gestión podría ser útil "cuando lleguen nuevos episodios" de coronavirus, el tan temido rebrote, y evitar situaciones ya vividas.

"En Andalucía hay centros logísticos sanitarios que hubieran sido muy útiles en esta gestión", señala Blanco, que apostilla que la recogida de datos sobre cómo se gestionó el reparto ayudará a crear el modelo matemático que permita ser más eficiente. Una optimización de los medios "hubiera podido paliar el colapso" que se vivió entre marzo y abril, apostilla el investigador. 

Para desarrollar su trabajo, Blanco indica que es necesario contar con datos de las autoridades sanitarias. A falta de esa información al completo, su trabajo previo se ha basado en la información que se ha conocido sobre la pandemia, entre otros, número de fallecidos, personas ingresadas o ventiladores disponibles en los hospitales. La falta de más concreción impide dar una respuesta cierta a si con las matemáticas en la mano se hubieran podido salvar pacientes. La cuestión es ahora desarrollar un modelo fiable que se pueda emplear en casos reales en el futuro. Evitar que el stock quede almacenado, agilizar los envíos o planificar cómo se repartirán son las claves de este proyecto.

El investigador detalla que en la primera fase de la crisis la situación en España fue "heterogénea", con colapsos en algunas provincias y situación más controlada en otras. "Tenemos herramientas matemáticas que pueden optimizar" los recursos con los que se cuente, incluso si hay desabastecimiento

En ese modelo lo prioritario es "llegar rápido" para reducir el impacto de la enfermedad, no los costes económicos, que se suele tomar como elemento clave para determinar cómo gestionar.

El desarrollo de estas herramientas forma parte de los proyectos relacionados con el coronavirus que se han desarrollado en la Universidad de Granada en estos meses. Se trabaja en desarrollar un proyecto para optar a financiación dentro de la convocatoria prevista por la Junta de Andalucía y que específicamente abordará la crisis del Covid-19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios