Granada

Del mensaje de "tranquilidad" del alcalde al intento de reprobación

  • IU busca el apoyo del resto de grupos para celebrar un pleno extraordinario que implica a los 6 ediles populares

La celebración o no el pleno se debatirá el próximo lunes en junta de portavoces. La celebración o no el pleno se debatirá el próximo lunes en junta de portavoces.

La celebración o no el pleno se debatirá el próximo lunes en junta de portavoces. / álex cámara

En el Ayuntamiento de Granada no se puede hablar de otra cosa. El caso Serrallo ha convertido las ruedas de prensa en un duelo de declaraciones de los grupos municipales donde cada uno quiere dejar claro su posicionamiento. A un año de las elecciones, todo vale en esta guerra por el voto marcada por la mancha de la presunta corrupción durante la etapa popular. Así ha llegado el momento de los "retratos" y por el momento son muy dispares. El primero en actuar ayer fue el portavoz de Izquierda Unida, Francisco Puentedura. A primera hora registró un escrito para solicitar la reprobación de todos los concejales imputados en la causa incluido la ex edil de Urbanismo, Isabel Nieto y el ex alcalde, José Torres Hurtado.

Esta maniobra por el momento no ha logrado demasiados apoyos. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, invitó a Francisco Puentedura a llevar el documento a la junta de portavoces para que se decida allí. En este sentido, el primer edil remarcó que se encuentra en plena fase de "valoración" aunque eso sí, se parte de la base de que "unos responsables del PP estaban más pendientes de sus intereses particulares que del interés de la ciudad". No obstante, Cuenca remarcó su respeto a la presunción de inocencia y remarcó que la capital colaborará con la justicia en todo lo necesario. Para él, que quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a los granadinos, ahora es tiempo de seguir trabajando por sacar adelante los grandes proyectos de la ciudad en una Granada que no debe estar en el punto de mira por la corrupción pues "esta etapa es pasado".

Por último, sobre la posibilidad de retirar del cargo a un funcionario municipal imputado que continúa ejerciendo, Cuenca afirmó que se va a analizar todo con lupa para hacer las cosas bien. "Nada está descartado pero habrá que tomar decisiones con todo el rigor y dentro de la lógica. Aquí quedaron atrás las persecuciones y esa permanente duda sobre cualquier cuestión que atañe al buen funcionamiento del Ayuntamiento".

Para el portavoz de IU, Francisco Puentedura, convocar el pleno de reprobación está más que justificado y debería contar con el apoyo del resto de grupos teniendo en cuenta que el 28 de octubre se celebró otro pleno extraordinario a petición de PP y C's para reprobar al alcalde al entender que el desempeño de sus funciones es incompatible con la condición de investigado en fase de instrucción de una posible infracción penal sin esperar la finalización de esta fase y la confirmación de los hechos investigados". Sin embargo, el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares desmontó sus expectativas y dijo que no van a apoyar este pleno que incluye incluso a personas que ya no trabajan en el Ayuntamiento. Esto implicaría que no se celebre. A su juicio no hay que entrar a "ordenar la casa de otros", y si el PP desea mantener a estos concejales es su problema. Lo que sí espera es que esto se refleje muy pronto en las urnas. "La reprobación no implica que un concejal entregue su acta", destacó.

La portavoz de Vamos Granada, Pilar Rivas, declaró ayer que la agrupación sí tiene previsto apoyar la propuesta de IU. Rivas afirmó que no iría encaminada tanto a "reprobar sino a exigir a los concejales que den una explicación". "Los ediles deben rendir cuentas sobre su gestión", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios