Granada

Un 'minitornado' derriba árboles y mobiliario por toda la capital

  • Los servicios de emergencias reciben más de cien incidencias entre las tres y las cinco

La Costa pide arreglos a 12 días de Semana SantaUn 'minitornado' derriba árboles y mobiliario por toda la capital La Costa pide arreglos a 12 días de Semana SantaUn 'minitornado' derriba árboles y mobiliario por toda la capital

La Costa pide arreglos a 12 días de Semana SantaUn 'minitornado' derriba árboles y mobiliario por toda la capital / G. h.

'desastre' en la avenida emperador carlos v. Una de las calles más afectadas de la ciudad fue el paseo que hay junto al Palacio de Deportes donde se derribaron más de una decena de árboles y el granizo puso a prueba los escaparates de las terrazas de los bares. Eso sí, los destrozos no obstaculizaron ni el tráfico rodado ni el paso del Metro.

Un poco pasadas las tres de la tarde se desató la tormenta. Mientras los granadinos se llevaban el cubierto a la boca o esperaban ya el café posterior al almuerzo, el sonido del cielo paralizó la ciudad con una estruendosa tormenta de granizo y ventisca que derribó árboles, ramas, señales de tráfico y todo tipo de mobiliario urbano, además de provocar destrozos en carreteras, atascos y alteraciones en la frecuencia del Metro. Y hasta daños personales en una mujer que resultó herida por la caída de un pino. Fueron sólo cinco minutos, pero muy intensos. En total, el servicio de Emergencias 112 contabilizó más de cien incidencias en la capital y el Área Metropolitana entre las tres y las cinco de la tarde, un tramo horario en el que no se dejaron de escuchar las sirenas de los bomberos desplazándose hasta los puntos más devastados por el 'minihuracán'. De hecho, el Parque Sur tuvo que solicitar ayuda extra de sus compañeros del Parque Norte para dar cobertura a todos los problemas de los que fueron alertando los vecinos por toda la capital y el Área Metropolitana.

Algunas personas que están de turismo por la ciudad estos días no daban crédito a la 'tormenta relámpago'. '"Esto es no lo que yo pensaba de Granada. Pensaba que lo de la lluvia aquí era anecdótico, venía de mi tierra huyendo de este tiempo y me he encontrado con estas piedras impresionantes de granizo", comentaba la pamplonesa Paula García a este periódico. Pero no sólo ella estaba impresionada, ya que el tiempo se convirtió en el tema estrella de la tarde para todos los granadinos, muchos de los cuales se dedicaron a inmortalizar los numerosos destrozos con sus móviles.

Desolador fue el paisaje que se quedó tras el breve temporal en la avenida del Emperador Carlos V con una decena de árboles tirados al suelo en el paseo que hay junto al Palacio de Deportes. Pero no sólo fueron árboles o ramas, ya que también se hicieron añicos los cristales de los escaparates instalados en las terrazas de los bares y también cayeron al suelo contenedores y otros objetos tales como vallas publicitarias, antenas de televisión, toldos, chapas, cornisas y postes de electricidad. Además, otra de las imágenes de las jornadas fue el desbordamiento del Río Genil, que lleva una semana en su máximo esplendor.

Otro de los puntos de la capital que se vieron afectados por el leve huracán fueron las calles Joaquina EgUaras, Avenida de Cádiz, Calderón de la Barca, Carretera de la Sierra, Esquilo, Cristóbal de Morales, Carpa, Ramón y Cajal, Avenida Juan Pablo II, Gobernador Pedro Temboury y Periodista Fernando Gómez de la Cruz. También se registraron caída de árboles o anuncios publicitarios sobre vehículos en las calles Méndez Núñez, Doctor Medina Olmos, Avenida Pampaneira, Virgen de la Consolación; un andamio en la Avenida de la Ilustración e, incluso, la caída de otro árbol obstaculizó la entrada parcial de una vivienda en la calle Baltasar Ramírez.

En cuanto a las carreteras de la provincia, los servicios de mantenimiento tuvieron que atender las llamdas de emergencia para hacerse cargo de las obstrucciones en la A-44 a su paso por Albolote o Armilla, en la autovía A-92 en Loja y en vías secundarias, como la GR-3417 (Atarfe), GR-3405 (Fuente Vaqueros), A-4026 (Pinos Genil), N-323A (Alhendín), A-44 (Otura), N-432 (Pinos Puente) y la GR-3417 (Albolote).

Este es un breve resumen de los cinco minutos de caos absoluto que pusieron el corazón en un puño de los granadinos. Pero la historia no acaba aquí.Hoy se mantiene el aviso amarillo por fenómenos costeros hasta las 12:00 horas con viento del oeste fuerza siete, con olas de dos a tres metros y más precipitaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios