Granada

Las mujeres darán un paso adelante como ciudadanas de 'primera' en la huelga del 8-M

  • CGT-A convoca oficialmente el paro de 24 horas para el Día Internacional de la Mujer

Representantes de la CGT-A presentaron ayer en Granada el preaviso en la Delegación de Empleo. Representantes de la CGT-A presentaron ayer en Granada el preaviso en la Delegación de Empleo.

Representantes de la CGT-A presentaron ayer en Granada el preaviso en la Delegación de Empleo. / g. h.

Si paran las mujeres, si dejan de trabajar, de cuidar a hijos y a mayores, de consumir y de estudiar, se para España. Esa es la premisa con la que la Confederación General del Trabajo (CGT) y las organizaciones feministas han convocado la huelga general del próximo 8 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer. La convocatoria, que fue formalizada ayer por representantes del sindicato en la Delegación de Empleo de la Junta, tiene como objetivo "visibilizar" a la mujer y al "papel protagonista" que juega en el engranaje social, poniendo de manifiesto no solo la importancia de su trabajo, sino también las profundas desigualdades que se siguen dando en el ámbito doméstico, donde la corresponsabiliddad es "una quimera".

La secretaria de la Mujer de CGT Andalucía, Raquel Romero, explicó ayer que es hora de que las mujeres dejen de ser consideradas "ciudadanas de tercera", y para ello es necesario que se tomen medidas en todos los ámbitos. La huelga, que en resumidas cuentas va "contar la desigualdad general y la violencia machista", cuenta con una extensa lista de reivindicaciones, que van desde acabar con la desigualdad laboral -que se ponen de manifiesto en unas tasas de parcialidad y temporalidad alarmantes- hasta modificar los estereotipos de género, pasando por la "retirada de políticas discriminatorias" en materia laboral, social y económica; la puesta en marcha de medidas que faciliten la conciliación "real"; o la erradicación del "persistente acoso" sexual y laboral. Romero, que ayer entregó el preaviso de la huelga junto al secretario general de CGE-A, Miguel Montenegro, indica que el movimiento también se acuerda de los colectivos más vapuleados. La huelga feminista no solo se acuerda de las amas de casa para pedir que su labor sea considerado un trabajo, sino que también pide la equiparación de las empleadas del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social o la igualdad de inmigrantes y refugiadas.

La lista de reivindicaciones se resume en acabar con la desigualdad y con la violencia machista

La secretaria de la Mujer de CGT-A explicó que al tratarse de una huelga general, afecta a mujeres y hombres de todos los ámbitos sectoriales, ya sean públicos o privados, así como a funcionarios y organismos encargados de servicios públicos, sin distinción de situación laboral, sexo, edad o condición social. No se hace "distinción alguna", aunque lo ideal sería que los hombres "apoyaran" a las mujeres para que ellas puedan participar de forma real en el paro, cubriendo los servicios mínimos en empresas y administraciones públicas y asumiendo de forma efectiva las tareas del hogar. La idea no es que esas labores domésticas se queden para el día siguiente, sino que sean los hombres los que se hagan cargo de ellas y faciliten que la huelga tenga un efecto real.

Ese efecto también se notará en las calles, con manifestaciones que este año tendrán un cariz más reivindicativo que nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios