Granada

Una mujer logra el número de cuenta de su amiga y contrata una línea de teléfono por 2.500 euros

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de imputada -no de detenida- a una mujer, de 37 años y vecina de la localidad granadina de Huétor Tájar, como presunta autora de un delito de estafa al conseguir que una amiga suya abonase, sin percatarse de ello, más de 2.500 euros de gasto telefónico.

La imputada alojó bajo el techo de su casa en el año 2012 a la víctima, que por entonces era amiga cercana, y aprovechó para averiguar el número de su documento de identidad y de cuenta bancaria. Varias semanas después, -concretamente, durante el mes de junio del año pasado- cuando la víctima y la ahora imputada ya no compartían vivienda, ésta última acudió a una tienda de telefonía móvil y contrató una costosa línea telefónica a nombre de la primera sin contar con su consentimiento.

La víctima, sin saberlo, ha ido pagando todos los meses y durante un año el contrato de esta línea contratada por su amiga, hasta que el pasado día 29 de julio se dio cuenta de que en su cuenta corriente habían cargado un total de once recibos de una compañía telefónica con la que ella creía no tener contrato ninguno y denunció la presunta estafa en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad de Huétor Tájar.

Los agentes del Área de Investigación del Puesto de Huétor Tájar, tras diversas investigaciones, han averiguado que la persona que contrató y que ha estado utilizando dicha línea telefónica durante más de un año es la mujer ahora imputada, a la que de forma inmediata pusieron a disposición del juzgado de guardia de Loja, como informa el Instituto Armado en una nota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios