Granada

La oleada de pateras desborda a las ONG y deja en desamparo a los inmigrantes

  • Motril fletó un bus para trasladar a los 52 subsaharianos a la capital

  • Eligieron este destino tras ser liberados sin ayudas

Los inmigrantes subsaharianos eligieron Granada como destino tras conocer que ninguna ONG podría atenderlos. Los inmigrantes subsaharianos eligieron Granada como destino tras conocer que ninguna ONG podría atenderlos.

Los inmigrantes subsaharianos eligieron Granada como destino tras conocer que ninguna ONG podría atenderlos. / g. h.

Las dudas respecto a la llegada de medio centenar de inmigrantes subsaharianos a la estación de autobuses de la capital ya están resueltas: la Subdelegación del Gobierno confirmó ayer que fue el propio Ayuntamiento de Motril el encargado de fletar un autobús para trasladar a estas personas al destino que habían elegido. Todo, después de que hubieran pasado las 72 horas en el CATE de Motril, tras lo que fueron liberados sin recibir el apoyo de las ONG que habitualmente trabajan con el Ministerio y que en estos momentos están desbordadas.

Según detalló el subdelegado del Gobierno, Francisco Fuentes, el día 15 de diciembre, las ONG que habitualmente se hacen cargo de los inmigrantes custodiados por la Policía Nacional en las instalaciones del Centro de Acogida Temporal comunicaron a la Policía Nacional que no podían hacerse cargo de 52 subsaharianos. Ante esta situación, y dado que el límite de permanencia en el CATE es de 72 horas, la Policía Nacional se puso en contacto con el Ayuntamiento de Motril, en concreto con sus servicios sociales, para ver si podían atender a estos inmigrantes que iban a quedar en libertad. Fue precisamente el consistorio motrileño el que fletó un autobús hasta las instalaciones del CATE de Motril para recoger a estos inmigrantes, trasladándolos después a la estación de autobuses de esta localidad y facilitándoles el billete para que pudieran viajar. En este caso, eligieron la capital granadina. "En resumen, el Ayuntamiento de Motril es quien recoge en bus a los inmigrantes y les facilita un billete hacia Granada, algo que debería conocer perfectamente la concejal Jemi Sánchez antes de lanzar esas acusaciones demagógicas", dijo Fuentes tras las críticas de la concejal que culpó a Subdelegación de abandonar a estas personas a su suerte en la estación de autobuses.

Ante esta situación, el subdelegado exigió ayer al alcalde de Granada que rectifique esas acusaciones que, "además de ser falsas atentan contra la honorabilidad de las decenas de profesionales que a diario dedican sus esfuerzos y experiencia, e incluso su integridad, en el rescate y la atención de las personas que se enfrentan al drama de intentar alcanzar las costas en patera. "Lo denigrante e inhumano es que un cargo público quiera hacer política con el drama de la inmigración por puro interés demagógico, que lo único que pretende ocultar es la inacción del Ayuntamiento y del área de Derechos Sociales", dijo.

Del mismo modo el grupo municipal del PP también rechazó ayer las acusaciones del PSOE. El coordinador, Juan Antonio Fuentes, tachó de inadmisibles las palabras de la socialista: "Ella sabe que fue la que no cumplió con sus obligaciones". Para el concejal, se trata de otra de las muchas "cortinas de humo" con las que el gobierno de Cuenca intenta "tapar su falta de actividad y de gestión".

Aunque desde Subdelegación se apunta como responsable al Ayuntamiento de Motril, este consistorio asegura que simplemente cumplió con una petición del comisario de la Policía Nacional de la localidad. Fue éste quien les pidió que colaboraran con ellos y, dado que todos aseguraron tener "red familiar en Granada", se decidió llevarlos a esta ciudad. Desde el ayuntamiento motrileño también explicaron que, una vez aquí, todos fueron reubicados. Versión que de nuevo dista con lo relatado por la concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, quien aseguró que llegaron a pasar hasta dos días abandonados a su suerte en la estación de autobuses sin tener forma de contactar con familiares ni ONG. De hecho, según Sánchez, estas personas fueron localizadas entre otros por la unidad municipal que presta servicio a las personas sin hogar. Aunque otras ONG también trataron con ellos y llegaron a solicitar al Ministerio la posibilidad de intervenir con estos inmigrantes algo que les fue negado al tener asignado en esos momentos a otro cupo de personas. La edil defendió que hace falta una mayor coordinación entre todas las administraciones para evitar que estas personas queden desamparadas en plena calle sin conocer ni si quiera la ciudad donde se encuentran.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios