Granada

El peligro de cierre afecta ya a 6 de cada 10 empresas del sector de la construcción

  • Los empresarios advierten de la necesidad de adoptar medidas para paliar la actual situación de crisis inmobiliaria

La inercia del mercado inmobiliario está perdiendo fuerza a pasos agigantados. La terminación de muchas de las construcciones puestas en marcha en años anteriores, sumada a la dificultad de activar nuevas obras en la provincia -dada la coyuntura económica del sector-, está causando estragos en la ya maltrecha situación de las empresas de la construcción.

En este sentido, la Comisión de Infraestructuras de la Confederación Granadina de Empresarios advierte del riesgo de que, en los próximos meses, seis de cada diez empresas del sector se vean abocadas al cierre definitivo. Una amenaza que afectará especialmente a la Costa granadina, donde el porcentaje de promotoras y constructoras en peligro puede alcanzar hasta el 75% del total, según un informe elaborado por la Asociación de Distribuidores Cerámicos y Materiales para la Construcción.

Sin embargo, esta noticia no pilla a nadie por sorpresa; ya lo alertaban hace unos meses los profesionales del sector y los informes ministeriales. Así, si en junio de 2007 el número de viviendas terminadas alcanzaba las 1.813 en la provincia de Granada, en junio de 2008 esta cifra se vio reducida hasta las 1.620, lo que ya ponía de manifiesto una caída de la construcción.

Pero, más alarmante resulta la comparativa interanual de viviendas iniciadas, que adelanta un empeoramiento de la situación de la construcción. Así, en junio de 2007, el número de viviendas puestas en marcha en la provincia se situaba en las 1.490, mientras que en junio de 2008 esta cifra cayó hasta las 694 viviendas iniciadas. Es decir, trabajadores y empresarios del sector disponen, progresivamente, de menos obras donde trabajar.

Sin embargo, la Confederación Granadina de Empresarios insiste en que, ante este escenario, es posible tomar "medidas de responsabilidad empresarial sectorial en el ámbito local de las relaciones comerciales entre competidores en los mercados locales", según asegura la Comisión de Infraestructuras de la CGE (formada por varias asociaciones del sector de la construcción de la provincia de Granada).

Entre las propuestas, el órgano empresarial apuesta por que se mantengan los márgenes netos de acuerdo al nuevo escenario de caída de ventas. Asimismo, la CGE insiste en la necesidad de reducir el plazo de cobro a los límites fijados por la ley: "Reducir operaciones de 180 a 90 días significa -además de minimizar extraordinariamente el riesgo- incrementar la rentabilidad de cada operación en torno a un 30%".

Por lo tanto, la Comisión de Infraestructuras advierte de que "o se fuerza un giro de 180º, de forma que se consiga compensar la quiebra del mercado, o el actual escenario de crisis podrá implicar el mayor drama vivido en la historia del sector".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios