Granada

La pérdida de población se acentúa por la 'fuga' de ciudadanos españoles

  • El número de habitantes empadronados en la provincia cae por la baja natalidad y los efectos de la crisis que propician la 'fuga' de españoles

La caída de población que ha registrado Granada es superior a la registrada en el conjunto nacional y en Andalucía. La caída de población que ha registrado Granada es superior a la registrada en el conjunto nacional y en Andalucía.

La caída de población que ha registrado Granada es superior a la registrada en el conjunto nacional y en Andalucía. / álex cámara

La recuperación no ha frenado la sangría demográfica. En un contexto de baja natalidad, las dificultades económicas no ayudan a mantener a flote el censo, lastrado por la salida de extranjeros que en su día vinieron en busca de más oportunidades y la 'huida' de ciudadanos españoles que deciden hacer las maletas para instalarse en otras provincias o en otros países. Granada ha vuelto a perder población a lo largo de 2016, y a 1 de enero de este año el padrón se había rebajado a 912.536 personas. Esta cifra arroja una caída demográfica de 2.856 habitantes, que en términos relativos supone una caída del 0,3%.

Este descenso puede parecer poco significativo, pero su relevancia se pone de manifiesto al ponerlo en perspectiva. Para empezar, se trata de una caída demográfica mucho más elevada que la que se ha registrado en el conjunto del territorio nacional, donde la población se ha reducido un 0,03% (17.982 personas). También supera la caída que ha experimentado la población andaluza, que contabilizaba el 1 de enero de 2017 un 0,21% menos de ciudadanos empadronados que un año antes.

La población joven de la provincia se ha reducido un 9,5% en la última década

Además, los datos históricos del Instituto Nacional de Estadística (INE) demuestran que la pérdida poblacional se ha agravado. No solo es el tercer año consecutivo en el que Granada pierde habitantes, sino que se ha contabilizado una 'sangría' mucho mayor que la de los dos años anteriores. En 2016, Granada registró una pérdida de 1.905 habitantes y en 2015 fueron 2.158, De hecho, en la serie del INE solo hay un año en el que se registró una pérdida demográfica más elevada que la de este año: el 1 de enero de 2013 la provincia contaba con 919.319 ciudadanos empadronados, 3.609 menos que el año anterior. De hecho, las caídas consecutivas que ha sufrido la población granadina lleva el registro al mínimo desde el año 2009, cuando había viviendo en la provincia 907.428 personas.

El motivo de que la población se haya reducido a un ritmo todavía mayor este año se debe fundamentalmente a la 'fuga' de ciudadanos españoles. Los extranjeros siguen siendo los principales protagonistas del éxodo de población que está registrando Granada (un 60,3% de los ciudadanos que ya no figuran en el padrón provincial proceden de otros países), pero este año los españoles han sido los que más han acelerado el ritmo de salida. Los ciudadanos españoles, que según el padrón ascienden a 856.558, son ahora 1.131 menos que hace un año. Esta caída supera en un 21,7% la registrada el año pasado, cuando la población nacional residente en Granada se redujo en 929 habitantes.

Por su parte, el colectivo de extranjeros que reside en Granada se ha reducido en 1.725 personas (en total, son 55.978), una caída que también supera la del año pasado (1.576), pero cuyo aumento es más moderado que el registrado en el colectivo de ciudadanos españoles, ya que se sitúa en el 9,4%.

La falta de 'savia' nueva, al menos en términos demográficos, está provocando que la provincia envejezca a marchas forzadas. En la última década, Granada ha perdido mucha población joven, lastrada por una evidente falta de natalidad. Desde 2007, el colectivo de granadinos de entre 1 y 29 años se ha reducido un 9,5%, perdiendo en el transcurso de la década 31.306 miembros. Por grupos de edad, los que más se han reducido han sido los jóvenes de entre 25 y 29 años (-23,2%), aunque no se libran ni los jóvenes de entre 20 y 24 (-16,7%), ni los que encuentran entre los 15 y los 19 (-14,2%). El colectivo de menores de entre 10 y 14 años también se ha reducido un 1,07% , y la provincia cuenta ahora con un 1,8% menos de niños de entre 0 y 4 años. De este descenso poblacional solo se libran los menores de entre 5 y 9 años, que han aumentado un 11,9% en la última década.

En contraposición a este descenso generalizado de población, Granada ha visto crecer un 11,7% al colectivo de más de 65 años, que representa ya un 17,4% del total y alcanza la cifra total de 159.677 miembros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios