Tribunales

Mantienen la petición de 20 años de cárcel para el acusado de matar a un joven en un tiroteo de la zona Norte

  • La Fiscalía considera al principal enjuiciado "autor único" de lo ocurrido

  • Ha dejado fuera de esta causa al menor que también podría haber participado en la balacera

El tiroteo se produjo en marzo del 2017 en la zona Norte de Granada El tiroteo se produjo en marzo del 2017 en la zona Norte de Granada

El tiroteo se produjo en marzo del 2017 en la zona Norte de Granada / G. H.

El Ministerio Público ha mantenido su petición de 20 años y medio para el acusado de matar a un joven y herir de gravedad a su hermano en un tiroteo en la zona Norte, registrado el 9 de marzo del año pasado. Según fuentes del caso, el fiscal, en sus conclusiones definitivas, considera al acusado, de 46 años y en prisión provisional por esta causa, autor único de la presunta comisión de los delitos de homicidio, tentativa de homicidio y tenencia ilícita de armas que le atribuye.

Para una segunda acusada, una mujer de 45 años, mantiene su petición de dos años de cárcel por un supuesto delito de encubrimiento pues, tras el crimen, habría ocultado una de las armas utilizadas en el tiroteo, entregándosela a un hermano del fallecido.

El juicio se desarrolla con la fórmula del jurado popular en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada desde el pasado lunes, y en su tercera sesión, celebrada este miércoles, comparecieron peritos y forenses, planteando finalmente sus conclusiones definitivas las partes, que hoy está previsto que lean sus informes.

Una vez concluidos los informes, el magistrado-presidente debe redactar el objeto del veredicto, un documento con los puntos que los miembros del jurado deben considerar probados o no en el acto del juicio. El jurado quedará aislado para deliberar hasta que tenga su veredicto.

El acusado defendió el pasado lunes que no quiso “hacerle daño a nadie” y que, cuando le “llovían las balas”, entró en “shock”, sin poder “confirmar cuántos disparos” hizo o si hirió a alguien. Su “intención” fue que no le “siguieran disparando”, tras preguntar a tres jóvenes “de origen árabe”, por qué le iban a “pegar” a su sobrino, un menor contra el que se seguía proceso judicial aparte, si bien el fiscal del caso ha descartado su participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios