Granada

El polen del ciprés abre la peor primavera para los alérgicos

  • Las lluvias que llegarán a Granada mañana hasta mediados de la semana próxima frenará su incidencia

Debido a las incesantes lluvias del pasado mes, la floración está empezando a verse por todas partes. Debido a las incesantes lluvias del pasado mes, la floración está empezando a verse por todas partes.

Debido a las incesantes lluvias del pasado mes, la floración está empezando a verse por todas partes. / g. h.

Los pañuelos se han convertido ya en el complemento imprescindible de las personas que sufren alergias en la provincia. Las altas temperaturas tras un mes y medio de intensas precipitaciones han propiciado la aparición de polen en el ambiente. En este momento los cipreses y las ortigas se sitúan con un nivel medio de incidencia mientras que los fresnos y los plátanos de sombra presentan valores bajos. Así lo detalla la web dedicada a la climatología El Tiempo que ayer avanzó que Granada vivirá una primavera intensa en cuanto a niveles de polen.

Según detalla esta web, provincias como Granada, Madrid, Álava, Guipúzcoa o Lérida ya han empezado a registrar picos en los niveles de polen. Eso, en una primavera que se prevé más problemática para los alérgicos como consecuencia de las últimas lluvias que han potenciado las floraciones en la provincia.

Tras una semana con sol, temperaturas suaves y sobre todo sin rastro de las lluvias que se instalaron en la ciudad por más de un mes, a los granadinos les quedan 24 horas para arañar la primavera. A partir de mañana sábado volverán las lluvias, que se quedarán, en principio, hasta mediados de la próxima semana.

Aunque no para todos el tiempo es oro, al menos no en sentido climatológico. Hay quienes se benefician de las lluvias que se extenderán por toda España de la mano de un nuevo frente de Noroeste, este aún sin nombre propio. Estas lluvias tienen una contrapartida para los alérgicos -un 25 de la población total que en Granada se traduce a 200.000 personas en toda la provincia-. Por un lado el agua aplacará la circulación de polen que ya está empezando a afectar a quienes sufren esta patología. El problema, que los niveles de polen son directamente proporcionales a los niveles de lluvia: a más agua, mejor y mayor floración de las especies alérgenas cuando regrese la primavera.

En apenas una semana, los mercurios han cantado las Cuatro estaciones de Vivaldi -cara A y B-. De las últimas lluvias del Viernes Santo, Granada pasó a ver cómo los termómetros subían y propiciaban un cierre de Semana Santa primaveral. Esta misma semana, las temperaturas subieron y llegaron a rozar la media de 20 grados. Ayer jueves, se registraron hasta 25 grados con un cielo prácticamente despejado y hoy el estado meteorológico se mantendrá igual. Será el último bocado al buen tiempo hasta que el sábado se reinauguren las jornadas de lluvia y bajada de temperaturas, que alcanzarán un mínimo, según la Agencia Estatal de Meteorología, de 4 grados el martes y el miércoles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios