CONTENIDO PATROCINADO POR PISOS.COM

Cómo poner orden a tu casa tras llegar de vacaciones

Cómo poner orden a tu casa tras llegar de vacaciones

Cómo poner orden a tu casa tras llegar de vacaciones

Si llegar de vacaciones cargados con las maletas ya es un poco agobiante, imagina lo que puede ser encontrarte con una casa en completo desorden. Es muy importante que antes de marcharte lo dejes todo tal y como te gustaría encontrarlo, porque el caos posvacacional no necesita ningún añadido extra. Y menos en clave de desorganización.

Ahora que estamos inmersos en las vueltas a la rutina, desde pisos.com queremos darte algunos consejos para poner en orden tu casa tras la llegada de vacaciones. De este modo, aunque sientas nostalgia por tus días en la playa o la montaña, empezar a disfrutar de tu casa te dará motivos para regresar a tu vida cotidiana con mucha más ilusión y entrega. ¿Listo para conseguir un hogar de diez? 

 

1. Lo primero: deshacer maletas, organizar la ropa 1. Lo primero: deshacer maletas, organizar la ropa

1. Lo primero: deshacer maletas, organizar la ropa

 1. Lo primero: deshacer maletas, organizar la ropa

Es lo peor de las vacaciones. Las maletas que partieron en perfecto orden suelen regresar hechas un verdadero lío, por eso es importante librarse cuanto antes de la tarea de deshacerlas. Te recomendamos que sea lo primero que hagas después de levantar las persianas y decirle hola a tu casa. Abre maletas y clasifica por coladas: no dejes que tu ropa se duerma en los laureles, especialmente si sois más de dos en la familia.

Otra tarea importante, y que no debes postergar, es la de recuperar la ropa de otoño y hacer una primera revisión de su estado. Las prendas que ya no necesitas deben dejar de ocupar espacio. Si sabes lo que tienes, tendrás muy claro qué comprar y qué no cuando vayas a la tienda. Especialmente si tienes niños. Organiza tus outfits de otoño para decir adiós a las montañas de ropa: con esto partirás como nuevo en el mes de septiembre.

2. Elabora menús antes de hacer la compra 2. Elabora menús antes de hacer la compra

2. Elabora menús antes de hacer la compra

2. Elabora menús antes de hacer la compra

Un clásico del regreso de las vacaciones es lanzarse al supermercado como si no hubiera un mañana y llenar el frigorífico vacío con lo que sea que te apetezca. Lo mejor, en estos casos, es elaborar una serie de menús a conciencia, que te ayuden de verdad a estar preparado para el regreso al cole y al trabajo. Si sabes qué necesitas, tendrás clarísimo qué debes comprar.

Tener predefinidos los menús es una buena manera de planificar una visita saludable al supermercado, para llenar tu frigorífico con alimentos que de verdad necesitas. Si durante estos primeros días te ha servido de ayuda, puedes aplicar esta técnica semanalmente. Verás que además de ahorrar de manera considerable en la compra, tienes la despensa y el frigo mucho más organizados. ¡Y apetecibles!

 

3. Dedica una jornada a la limpieza y el orden 3. Dedica una jornada a la limpieza y el orden

3. Dedica una jornada a la limpieza y el orden

3. Dedica una jornada a la limpieza y el orden

Una buena manera de evitar los efectos del síndrome posvacacional es regresar a casa unos días antes de empezar a trabajar. Es útil para hacer una adaptación progresiva a la vuelta y minimizar la tristeza y el estrés que muchos sienten al volver a la rutina. También es perfecto para poder contar con unos días libres para organizar la casa: limpiar, ordenar y, si te apetece, redecorar.

Si te propones esto último, verás que en realidad no hacen falta grandes cosas. Lo recomendable es dedicar una jornada a este tipo de tareas, sin prisas ni agobios, para dejarlo todo en perfecto orden. Luego puedes hacer algunos cambios que, por pequeños que sean, darán un toque radicalmente distinto a tu hogar. Quizá unos cojines nuevos, un objeto decorativo que hayas comprado en vacaciones, unas velas aromáticas o unas plantas que te aporten toda la energía que necesitas para empezar con el nuevo curso.

 

4. Aprovecha el tiempo perdido con la tecnología 4. Aprovecha el tiempo perdido con la tecnología

4. Aprovecha el tiempo perdido con la tecnología

4. Aprovecha el tiempo perdido con la tecnología

No subestimes el poder de la tecnología. ¿Qué tal si pones tu robot de limpieza a andar cada vez que tengas que salir? Si no tienes ninguna ayuda de este tipo, quizá este sea un buen momento para plantearte la compra. No todos los robots son tan caros como te imaginas. La mayoría cuentan con tecnologías mejoradas para recorrer con eficacia todas y cada una de las estancias de tu casa, eliminando el polvo e incluso fregando el suelo con agua y jabón.

Si convives con animales como perros o gatos, este tipo de artilugios te vendrán fenomenal para hacer desaparecer el pelo y el polvo con eficacia sin perder ni un minuto de tu tiempo. Busca un solución que te ayude con esta tarea. Verás que de este modo, el regreso de las vacaciones no se te hace tan cuesta arriba.

 

5. Organiza las nuevas rutinas desde ya 5. Organiza las nuevas rutinas desde ya

5. Organiza las nuevas rutinas desde ya

5. Organiza las nuevas rutinas desde ya

Los días de vacaciones y tiempo libre a raudales han terminado ya. Poner orden a las rutinas es imprescindible para que mayores y pequeños podamos sentirnos bien durante el proceso de vuelta. Una buena manera de hacerlo es organizando las pequeñas rutinas en casa y creando espacios que nos permitan enfocarnos en nuestras tareas.

Crea un rincón para que los niños puedan dibujar, leer e inspirarse. Y haz lo mismo para ti. ¿Estás deseando probar con la pintura? Haz de ese espacio desaprovechado una mesa con todo lo que necesitas, decorada a tu gusto. No necesitas mucho más para vivir un septiembre lleno de ilusiones renovadas.

Déjate ayudar por soluciones organizativas y mobiliario útil para la cocina, el baño, el dormitorio o tu despacho. ¿El objetivo? Regresar con toda la ilusión, calma y orden. ¡A por ello!