Salud

La radiación en cateterismos puede propiciar cataratas según el Virgen de las Nieves

  • Un estudio desarrollado en el hospital granadino demuestras que las altas concentraciones de radiación pueden generar efectos nocivos en varios tejidos

Práctica de un cateterismo, habitual en pacientes con problemas de corazón Práctica de un cateterismo, habitual en pacientes con problemas de corazón

Práctica de un cateterismo, habitual en pacientes con problemas de corazón / G. H.

Un estudio desarrollado en el Hospital Virgen de las Nieves con pacientes sometidos a cateterismos de corazón complejos ha demostrado que la exposición prolongada a radiaciones que requiere este tipo de intervención puede propiciar la aparición de cataratas. El uso de las radiaciones ionizantes en procedimientos médicos es habitual y facilita estudiar el detalle de la anatomía para abordar cirugías complejas o lesiones cardíacas de diversa gravedad de una manera mínimamente invasiva, como el infarto agudo de miocardio. Las altas concentraciones de radiación pueden generar efectos nocivos en numerosos tejidos del organismo, una complicación indolora que en el ojo se relaciona con la posible aparición de cataratas radioinducidas que hasta el momento en España no se había estudiado nunca en pacientes. 

El cardiólogo Ricardo Rivera ha explicado que un equipo multidisciplinar ha medido el efecto de las radiaciones prolongadas en el cristalino de pacientes sometidos a cateterismos complejos y ha revelado que uno de cada cinco desarrolla cataratas en el plazo de cuatro años estudiado hasta el momento. "Hemos estudiado el impacto en algunos procedimientos largos y complejos que requieren de una dosis de radiación considerable y hemos analizado los datos de un grupo de pacientes que se ha sometido a una intervención por una oclusión coronaria total", ha añadido Rivera.

El estudio ha realizado un seguimiento a 126 pacientes sometidos a esta intervención en un plazo de cuatro años y ha comprobado que casi uno de cada cinco ha desarrollado cataratas pese a tener una media de edad baja, de unos sesenta años. "Hemos analizado a pacientes cuya intervención ha requerido un proceso complejo y largo con una radiación más alta de lo habitual", ha recalcado el cardiólogo, que ha trabajado con la especialista en Oftalmología Celia García, el doctor de Radiofísica Julio Almansa y José Sánchez, de la unidad de hemodinámica de Cardiología.

Estos datos sustentan el arranque de este estudio observacional que ha comprobado que una cantidad de pacientes "no despreciable" tiene cataratas y que ampliará ahora tanto el estudio temporal como el tipo de pacientes para analizar el impacto de menor radiación. "Ahora se revisará de manera prospectiva el fondo de ojo de pacientes sometidos a radiaciones para conocer si al someterlos a un procedimiento aumenta la opacidad del cristalino y medir la velocidad a la que lo hace para comparar con pacientes menos radiados", ha adelantado Rivera.

Esta cardiólogo ha recalcado que la radiación relacionada con las cataratas responde a intervenciones muy complejas y prolongadas, con dosis de 3,5 grays frente a las habituales, de 0,5. Este daño colateral se reduce ya con el cambio de las salas de hemodinámica, que han sustituido las maquinas por última tecnología que incorpora la reconstrucción 3D con mucha menos radiación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios