comercio | la campaña de verano sigue sin repuntar las ventas

Las rebajas pierden su esencia y dejan al comercio "insatisfecho"

  • Las previsiones de la Federación de Comercio auguraban facturar 20 millones en la provincia y repuntar un 2% las ventas

  • Al final han sido "breves, fugaces" y sin cumplir expectativas

Las rebajas pierden su esencia y dejan al comercio "insatisfecho" Las rebajas pierden su esencia y dejan al comercio "insatisfecho"

Las rebajas pierden su esencia y dejan al comercio "insatisfecho"

El mes de julio siempre será recordado como el mes de las rebajas. Concretamente el día 1. Sin embargo, desde hace unos años los "cartelitos" rojos que anuncian la llegada de los descuentos empiezan a aparecer en los escaparates de las tiendas con bastante tiempo de antelación. En los últimos años, las rebajas han venido de la mano de la llegada del verano o incluso antes de mediados de junio.

En el año 2012, el Gobierno central aprobó una reforma de la ley del comercio. Este cambio venía a suponer la liberación de los periodos rebajas, o lo que es lo mismo, la posibilidad de que los establecimientos inicien el periodo de rebajas en el momento deseado por los comerciantes.

La Federación apuesta por llevar a cabo un plan para recuperar la esencia de las rebajas

Sin una fecha fija en el calendario, la tan famosa y repetida imagen de aglomeraciones de personas amontonadas a las puertas de los comercios, esperando impacientes que el reloj marque la hora de apertura para que el dependiente alce la persiana que simboliza el pistoletazo de salida de una carrera en la que todo vale, parece ser cosa del pasado.

El grupo Cortefiel y Mango comenzaron con los descuentos el 15 de junio y H&M el 18. Inditex y El Corte Inglés también se sumaron a esta iniciativa, por primera vez en su historia, aunque solo se adelantaron un día y con el objetivo de que la gente que se iba de vacaciones el día 1 de julio lo hiciera equipada con todo lo necesario.

Antes de que estas comenzaran, la Federación Provincial de Comercio previó que las compras que se están realizando durante esta campaña de rebajas dejarían una facturación de 20 millones de euros en la provincia, con una media de gasto de entre 50 y 60 euros por comprador. Además, se esperaba un incremento superior al 3% en comparación con los meses de julio y agosto del año pasado. Estas cifras son muy parecidas a las que ya se anunciaron en 2016 y que finalmente no llegaron a alcanzarse.

Este año, con la mitad del camino ya recorrido y puestos a hacer un pequeño balance de esta primera parte, los resultados en este momento no son los que se esperaban antes de comenzar. El gerente de la Federación de Comercio de Granada, Miguel Moreno, confirma este hecho. "Las rebajas de verano han sido muy breves, fugaces e insatisfactorias", sentencia. Lo mismo asegura María Castillo, presidenta de esta organización. "Las rebajas este año están pasando sin pena ni gloria. No son lo que se esperaba", lamentó.

Según los datos que ha ofrecido la Federación a este periódico, las rebajas de verano han dejado al comercio sin el esperado repunte de un 2% en las ventas y, durante la primera quincena del mes de julio, el comercio apenas ha logrado mantener el mismo nivel de actividad y facturación que en el año 2016 en una campaña lastrada por su brevedad.

Los primeros 15 días, marcados por el adelanto de los descuentos, estuvieron un poco más animados, pero tampoco fueron como "para tirar cohetes", asegura la presidenta de esta institución. "Exceptuando las zonas turísticas, la primera quincena de rebajas no ha cumplido con las expectativas del comercio de proximidad".

A falta de un mes para cerrar esta campaña, María Castillo ya avisa de que "las previsiones de años anteriores más o menos se cumplieron y alcanzamos los 18 o 19 millones de euros, pero este año, por el momento, estamos bastante por debajo y no vemos que esto vaya a mejorar". Esto desembocaría en un incumplimiento de las previsiones de un incremento interanual de la facturación del 3%.

Los comerciantes están poniendo toda la carne en el asador con descuentos de hasta el 70%. Sin embargo, esto parece no ser un motivo suficientemente fuerte como para atraer a la gente. "Las rebajas están siendo bastante flojillas este verano", asegura Miguel López, propietario de una pequeña tienda ubicada en calle Alhóndiga. La misma sensación tiene Cristina Gutiérrez, empleada de una tienda dedicada a la moda en la plaza Bib-Rambla. "Esta campaña no está siendo para nada buena. Quizás sea hasta peor que las rebajas de invierno". Lo mismo le ocurre a Manuel Martín, gerente de una tienda dedicada al mundo del deporte y la moda, ubicada en calle Mesones. "Las rebajas están siendo muy flojas este verano, casi peores que el año pasado por estas fechas".

Los tres comerciantes coincidieron en lo que dijeron a la hora de hacer sus valoraciones: Todos aseguran que estas rebajas no están siendo como se esperaban y que la apertura del Centro Comercial Nevada les está haciendo mucho daño.

Los propios compradores así lo confirman. Nuria García es una chica de 20 años que asegura que "desde que abrieron el centro comercial", prefiere comprar allí antes "que en el centro" de Granada. "Aquí está todo junto y además es un sitio cerrado que te protege del frío en invierno y del calor en verano. Además, es muy cómodo para aparcar y no tener que estar dando vueltas buscando sitio".

Esta delicada situación está dificultando mucho la comercialización del stock acumulado, tras una temporada de otoño-invierno también muy irregular. Al fin y al cabo, ese es el objetivo de los descuentos, sacar el stock para poder invertir en la nueva temporada y seguir abriendo sus puertas.

Los adelantos y la proliferación de campañas de descuentos cada vez más frecuentas durante todo el año, están influyendo en la esencia de las rebajas y en el estado de los compradores que ya no esperan a las rebajas como agua de mayo ni confían en ellas como lo hacían años atrás.

"No me gustan las rebajas. Para mí no es más que una estrategia de marketing en la que se atrae a la gente con precios más bajos, pero no suele existir una bajada considerable real", asegura Javier Enríquez, un joven estudiante de 20 años.

Desde la Federación abogan por la puesta en marcha de un plan que permita a las rebajas volver a ser lo que eran todos estos años. "Más allá de las políticas de descuentos que lleve a cabo cada comercio, se debería marcar de nuevo en el calendario los periodos de rebajas para garantizar una mejor promoción y aceptación de las mismas".

El balance de todo este año, incluida la campaña de primavera, está marcado sin duda alguna por la apertura de este nuevo "gigante" de las compras y quizás la creciente influencia del comercio online, que cada vez aparece con más frecuencia en los hábitos de los consumidores.

La recuperación económica está llegando tímidamente a los hogares, pero esta no está quedando del todo reflejada en la afluencia de consumidores dentro de los establecimientos. Y aunque el gasto se haya visto incrementado, desde la Federación puntualizan que al haber más oferta, hay más competencia y el dinero se diluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios