Granada

Las regulaciones de empleo dejan en la calle a más de 350 trabajadores

  • En lo que va de año se han autorizado los ERE de 36 empresas granadinas · Como consecuencia de las regulaciones, 157 trabajadores han sido despedidos y 206 suspendidos de forma temporal

Hace apenas un año y medio, las siglas con las que se denomina a los expedientes de regulación de empleo (ERE) eran unas absolutas desconocidas para muchos de los granadinos que poco tenían que ver con los mecanismos empresariales y con las normativas laborales. Desde entonces, el panorama económico ha cambiado lo suficiente como para que ERE aparezca en grandes tipos en los titulares de la prensa, para que los telediarios las mencionen cada poco y para que muchos se estremezcan ante la posibilidad de ser uno de esos tantos trabajadores afectados.

Durante los tres primeros trimestres del año, los expedientes de regulación de empleo presentados y autorizados a 36 empresas granadinas han supuesto la extinción del contrato -el despido- de 157 trabajadores granadinos. Esta cifra, publicada en el boletín estadístico del Ministerio de Trabajo e Inmigración, duplica la del total de trabajadores afectados por medidas de extinción que se registró en el mismo periodo del año pasado. Y es que en los nueve primeros meses de 2007, sólo 64 trabajadores granadinos fueron despedidos tras la aprobación de un ERE en su empresa.

Claro que los trabajadores despedidos a instancia de las regulaciones de empleo no son los únicos salpicados por una herramienta legal que, como advierten los sindicatos, algunas empresas intentan utilizar para sanear sus plantillas. Las suspensiones temporales de los contratos de trabajo tras la aceptación de un ERE eleva, y mucho, la cifra del colectivo de granadinos afectados por este tipo de procedimientos. Así, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo, durante los nueve primeros meses del año un total de 363 granadinos se han visto afectados por los procesos de regulación autorizados. Esto supone que, aparte de los 157 despidos, los ERE autorizados hasta el momento han motivado la suspensión temporal de más de 200 puestos de trabajo. También esta cifra, comparada con la del mismo periodo de 2007, arroja un crecimiento exponencial. Entre enero y septiembre del año pasado, los expedientes de regulación afectaron a un total de 118 empleados de empresas granadinas, lo que significa que en un sólo año esta cifra se ha triplicado.

Aún se puede ir más allá. Estos dos indicadores, el de los trabajadores suspendidos temporalmente y el de los trabajadores despedidos como consecuencia de un ERE, superan por mucho los niveles alcanzados en los últimos años. Así, por ejemplo, no se había registrado una cifra mayor a las 157 extinciones laborales registradas durante los tres primeros trimestres del año desde 2003, cuando los ERE presentados -a lo largo de los doce meses del ejercicio- afectaron a 239 trabajadores granadinos. Y, en el caso de la cifra total de trabajadores afectados, es necesario remontarse hasta 1997 -cuando los ERE perjudicaron a 482 granadinos- para encontrar un volumen de afectados mayor al registrado en los primeros nueve meses de este año.

El delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Granada, Luis Rubiales, explicó que, a pesar del crecimiento experimentado por este tipo de procedimientos a lo largo del año, la incidencia real de los expedientes de regulación de empleo sobre las cifras del paro es bastante pequeña. De hecho, los 363 afectados apenas suponen un 0,5% del total de desempleados de la provincia. "Prácticamente el 99,9% de los nuevos parados han llegado al desempleo por la finalización y no renovación de sus contratos laborales, no por despidos ni por expedientes de regulación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios