Granada

La reunión con Endesa acaba sin medidas concretas para acabar con los cortes de luz

  • La empresa y las administraciones buscarán vías para acabar con el cultivo de marihuana

La Policía Nacional intenta controlar los enganches ilegales sin éxito. La Policía Nacional intenta controlar los enganches ilegales sin éxito.

La Policía Nacional intenta controlar los enganches ilegales sin éxito. / g. h.

Reunión al más alto nivel entre las principales instituciones de la provincia y Endesa para abordar el problema eléctrico de la zona Norte de la capital. El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, la subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro, la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, el director general de Endesa Andalucía y Extremadura, Francisco Arteaga, el presidente de Endesa Generación, Antonio Pascual, y el director de Distribución de Endesa en Andalucía Este, Francesc Alemany, mantuvieron ayer una cita de coordinación con la finalidad de analizar el trabajo llevado a cabo por cada una de las instituciones en las zonas de la provincia de Granada afectadas por las consecuencias del cultivo masivo de marihuana, especialmente la zona Norte de la capital, y para estudiar nuevas vías de colaboración conjuntas.

A la reunión asistieron también el delegado territorial de Conocimiento y Empleo, Juan José Martín, el delegado territorial de Fomento y Vivienda, José Antonio Martín, la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Granada, Jemi Sánchez, y el responsable de Operaciones Comerciales de Red en Andalucía Este, Juan Antonio Sánchez.

La última propuesta vecinal fue hace un mes a las puertas de la sede de Endesa

Todas las instituciones mostraron su pesar y preocupación por las consecuencias sociales que están originando la proliferación del cultivo de marihuana. Esta práctica provoca el deterioro de la red de distribución de energía eléctrica, de la que se nutren ilícitamente las plantaciones de marihuana, al estar siendo saboteada con tal finalidad, sobre todo en las épocas del año de mayor demanda de energía.

A esta dificultad se une el problema que representa para la seguridad de las personas la manipulación de las instalaciones eléctricas, que no ofrecen las debidas protecciones, lo que puede conllevar riesgos de incendio.

En este sentido, todos los representantes coincidieron en la necesidad de trabajar de forma conjunta para atajar esta situación y de estrechar aún más los lazos de colaboración entre las diferentes administraciones y la compañía eléctrica para implementar nuevas vías de actuación que incidan en la erradicación de las plantaciones de marihuana y que fomenten el desarrollo social de la zona en cuestión.

Tras esta reunión de seguimiento se mantendrá la planificación de la mesa técnica de trabajo, que trabajará sobre estas nuevas líneas de actuación.

Por otro lado, las quejas de los vecinos por los cortes de luz debidos a los enganches ilegales para cultivar esta droga no cesan. Hace menos de un mes se vivió el último episodio de reivindicación, cuando un grupo de unos veinte vecinos de la barriada de La Paz se presentaron a las puertas de la sede de Endesa en Granada para pedir una solución por los continuos cortes de luz que estaban sufriendo en sus casas, y que se han agravado desde el pasado 15 de junio.

Los afectados ya planteaban en ese momento presentar una demanda colectiva contra la empresa y acampar frente a la sede de la energética si no se resolvía el problema lo antes posible.

Los ciudadanos estuvieron acompañados de la concejal de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, quien los acompañó y pudo hablar con el director de la compañía, aunque sin obtener una respuesta satisfactoria. Además, los representantes de Vamos Granada también se sumaron a la protesta a las puertas de Endesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios