Granada

Un seguro de 12 millones protege el primer traslado del legado lorquiano

  • Los primeros documentos de la Fundación llegan la próxima semana y la contratación de conservadores y archiveros es la prioridad

Esta semana comienza el traslado de los fondos lorquianos. Esta semana comienza el traslado de los fondos lorquianos.

Esta semana comienza el traslado de los fondos lorquianos. / g. h.

No pudo ser el pasado 5 de junio, cuando se esperaba un gesto de buena voluntad para celebrar el cumpleaños de Lorca con un adelanto del legado. Pero será esta misma semana cuando comience el traslado de parte del material lorquiano que custodia la Fundación Lorca al centro de la Romanilla con motivo de la exposición Una habitación propia, que se exhibirá a partir de la próxima semana como anticipo de los más de 5.000 documentos que tienen que llegar antes del 30 de junio. Se trata de una muestra que recoge, además de su correspondencia con sus padres, dos cuadros de Salvador Dalí que eran propiedad de la Fundación Lorca pero que fueron vendidos a la empresa ACS que, a su vez, los cedió al Museo Reina Sofía. El valor de estos lienzos, además de las cartas con el propio, ha determinado que la exposición se haya asegurado en 12 millones de euros con una prima de más de 6.000 euros. El coste total de la exposición, en torno a los 100.000 euros, ha sido asumido por la Junta de Andalucía como un adelanto de lo que tendrá que aportar en el futuro para el funcionamiento del Centro Lorca. En este presupuesto se incluyen 24.000 euros por la vigilancia de 24 horas que habrá que contratar para un edificio que, hasta ahora, no ha necesitado de estas medidas de seguridad, además de los emolumentos del comisario de la muestra, el diseño, embalaje, traslado o montaje.

Fueron los datos que adelantó ayer en la Comisión de Cultura el director general José Vallejo, quien también avanzó que la previsión es que se tengan que contratar en torno a 15 personas una vez llegue el legado completo a Granada. Además de un gerente, que se contratará mediante concurso público en un proceso que, según defienden las instituciones, estará regido por el código de buenas prácticas, el funcionamiento del Centro Lorca requerirá de un coordinador de programación, dos bibliotecarios, un conservador, un auxiliar de sala, tres o cuatro personas de mantenimiento dependiendo de si se hace una contratación externa, un ordenanza y una oficina administración de al menos tres o cuatro personas. En principio, será la Junta la que, en esta primera fase y hasta que se constituya en el plazo de tres años una nueva fundación pública para custodiar el legado, aportará los archiveros y los conservadores para un legado que la empresa de subastas Christie's tasó en 2007 entre 11 y 17,5 millones de euros.

Desde la inauguración del Centro Lorca en julio de 2015, con el legado en Madrid y las estanterías vacías, el material del poeta ha sido el gran ausente desde entonces, a excepción de la exposición Juego y teoría del duende, que se inauguró en el Centro Lorca en octubre de 2015, cuando se mostraron una parte de dibujos originales de Federico García Lorca, así como un conjunto de primeras ediciones de obras lorquianas procedentes de colecciones particulares. De hecho, esta muestra iba a contar con material de la Fundación Lorca, que en el último momento, y con las cajas a punto de iniciar su traslado a Granada, decidió dar marcha atrás por las deterioradas relaciones que por entonces existían con el Ayuntamiento del exalcalde José Torres Hurtado.

Finalmente será Una habitación propia la que inaugure oficialmente la llegada de documentos lorquianos a Granada. Según apunta José Vallejo, la muestra ya se pudo ver en la Residencia de Estudiantes hasta el pasado mes de octubre, por lo que "todas las piezas ya están detalladas". Este precedente también facilita la exhibición de las piezas, además de tener ya información sobre el estado de conservación y el importe del seguro.

La intención de las instituciones es que sea una restauradora del Área de Cultura la que supervise la salida y la llegada de los documentos lorquianos, lo que de paso evitará tener que contratar a una persona externa para supervisar este proceso. La próxima semana el Centro Lorca recuperará su sentido tras más de dos años de travesía del desierto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios