Granada

Los sindicatos denuncian falta de personal y medios en el nuevo hospital

  • CCOO y CSIF aseguran que el colapso en Urgencias es el mejor ejemplo de las "nefastas" consecuencias de la fusión

Comentarios 1

Tras una 'tregua' de 48 horas, los sindicatos han vuelto a cargar contra la fusión hospitalaria, acusando a la gerencia del Complejo Hospitalario Granada y al Servicio Andaluz de Salud de "improvisación", falta de previsión y "parcheo". Tras el traslado "modélico" del sábado y el domingo, tanto CCOO como CSI-F denunciaron ayer la falta de medios y de recursos humanos en el nuevo Hospital del Campus de la Salud, que se han traducido en un colapso de las Urgencias, así como las deficiencias en otros centros hospitalarios como consecuencia del movimiento de personal.

CCOO apuntó ayer que "los déficit de personal en plantas y servicios son notorios", por el verano y la falta de contratos de sustitución. En el caso concreto del Hospital del Campus, el sindicato indicó que las Urgencias están "infradotadas" de personal, ya que no hay suficientes enfermeros, auxiliares, celadores o médicos de guardia. Además, el sindicato apunta que "faltan medios materiales" y que no funcionan adecuadamente ni la megafonía, ni algunas terminales de ordenador ni el servicio de Radiología. "Los pacientes se han trasladado al PTS sin que antes se dotasen los servicios de los recursos materiales mínimos imprescindibles", indican desde el sindicato, que denuncia falta de medicación, sueros, instrumental y equipos tecnológicos.

Por su parte, CSIF apuntó que la fusión esconde "un recorte brutal de medios materiales y humanos", y aseguró que todo el proceso se ha hecho "de forma precipitada e improvisada". Según CSIF, esto se pone de manifiesto en los fallos en el sistema informático de dietas; o en el colapso de las urgencias en el Virgen de las Nieves y en Campus, con el aumento considerable del tiempos de espera y del número de pacientes", pues "donde había tres urgencias ahora sólo hay dos".

Además, desde CSIF lamentan también que "a nadie se le haya ocurrido mejorar los circuitos de atención existentes, ni señalizar los nuevos servicios de urgencias del Campus; ni aumentar de manera significativa el personal facultativo". "A nadie se le ha ocurrido probar las tuberías ni el sistema eléctrico en un hospital que lleva años acabado pero sin usar", censuró CSIF, que también informó de que "en las urgencias pediátricas del Maternal se ha improvisado un módulo de personal de enfermería para poner yesos a pacientes pediátricos traumatológicos, habilitando una sala de infecciosos, que queda anulada, sin fregadero ni punto de evacuación de residuos".

A ello suma que los profesionales que tienen que asumir nuevas tareas no "hayan recibido una formación adecuada en tiempo y duración", criticaron desde la organización sindical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios