Granada

La sobrecarga docente y los recortes marcan el inicio del curso escolar

  • La delegada de Educación defiende la labor del profesorado "pese al empeoramiento de sus condiciones laborales" en la inauguración de las clases en el IES Cartuja

El ruido volvió a las aulas, las risas, el "qué tal el verano", y los 'modelos' elegidos escrupulosamente la noche anterior por adolescentes que comienzan también su revolución hormonal. El curso escolar se inició ayer en todos los institutos de la provincia con 112.306 estudiantes que volvieron a las aulas de Secundaria, Bachillerato y la Formación Profesional (FP) junto con más de 5.000 docentes.

Fue la delegada de Educación de la Junta de Andalucía, Ana Gámez, la encargada de inaugurar un curso que llega con muchas tareas y asuntos que mejorar, pero con la satisfacción por parte de la administración regional de que ésta sea la comunidad autónoma "con el curso escolar más barato de España". La delegada destacó especialmente "el esfuerzo" de la Junta para mantener "todas las medidas de apoyo a las familias, como la gratuidad de los libros de texto y el transporte escolar". También se refirió a las becas y ayudas para el estudio, especialmente a la recién creada beca Adriano, destinada a aquellos que tengan los requisitos de renta de la beca del Ministerio, pero no los de nota media (por encima del 5,5).

El curso que se inicia tiene el objetivo de ser "el año de las matemáticas" en todos los niveles educativos, como explicó ayer la delegada, ya que se quieren mejorar los resultados en esta destreza, al igual que se ha hecho durante los cursos anteriores con la destreza lingüística. Por otro lado, otro de los principales cambios previstos para este nuevo escolar es la supresión de la burocracia administrativa. Gámez defendió que esta medida se llevará a cabo para "liberar todo el tiempo posible que ahora los docentes dedican a estas tareas y lo dediquen a atender al alumnado y mejorar resultados económicos y el éxito escolar". Así, todas estas medidas tiene como objetivo evitar el fracaso escolar, "tenemos que ser capaces de que el cien por cien de nuestros niños acaben la Secundaria", alegó la delegada de Educación.

Un inicio del curso calificado como "con normalidad" por los sindicatos de la Enseñanza, aunque eso no quita que haya previstas varias movilizaciones y huelgas para los próximos meses. Tanto UGT como CCOO criticaron especialmente la sobrecarga horaria de los docentes, algo que aseguran influye más conforme más altos son los niveles educativos en los que ocurre.

También en este aspecto se pronunció Gámez, que elogió la labor de los profesores que, pese a que sus condiciones laborales han empeorado "porque tienen más horas y cobran menos, están comprometidos con la escuela pública". La delegada destacó que se trata de la única profesión "que trabaja por mejorar el futuro de los demás, no el propio".

En un discurso ante los más de 500 alumnos del IES Cartuja -donde se celebró la inauguración oficial- la delegada animó al alumnado a aprovechar al máximo sus años en el instituto y todo lo que les ofrece "el mejor profesorado posible". "Lo mejor que os puede pasar es que estéis, por muchas horas, días y años, con el culo pegado a la silla, porque os hará mejores personas, ciudadanos libres y críticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios