Granada

De las rebajas a la liquidación por cierre

  • Los comerciantes aprovechan la campaña para vender todo el género y cerrar

  • También se han producido mudanzas a zonas con mayor tránsito

Comentarios 2

Tras una campaña nefasta de rebajas, el centro de la capital ha iniciado una auténtica transformación. Y no para bien. La última campaña ha sido utilizada por numerosos comerciantes para sacar a la calle todo el género e iniciar un proceso de liquidación con un triste final: el cierre. Un hecho que resulta evidente a la vista tan solo paseando por calles como Puentezuelas o Mesones donde numerosos comerciantes han bajado ya la persiana.

Tiendas de moda, zapaterías o un comercio de una conocida franquicia de decoración son solo algunos de los establecimientos que se han visto afectados por la caída en picado de las ventas. Una situación que también ha provocado un baile de locales. Algunos propietarios han aprovechado la tesitura para iniciar una mudanza hacia otro local mejor posicionado. Una zona con mayor tránsito de personas. Este es el caso, por ejemplo, de la cadena de perfumerías Super. Hasta hace poco este comercio tenía varias tiendas ubicadas en calles como Mesones o Recogidas.

Sin embargo, hace apenas dos semanas la cadena abrió una tienda mucho más amplia en el local que hasta hace poco albergaba un Stradivarius en Recogidas. La apertura de esta droguería de grandes dimensiones ha provocado el cierre de las otras dos.

Del mismo modo, la apertura de un nuevo Stradivarius de dos plantas provocó el cierre de su tienda de Mesones. Así, el Centro pasó de tener dos tiendas de moda de esta marca a una sola.

La tienda dedicada a artículos de series, camisetas y otros curiosos artículos, Outside también ha hecho una operación similar. Sus propietarios tenían dos locales en la calle Cruz que, tras su cierre, han provocado la apertura de otro establecimiento en Puentezuelas, mucho más transitada.

El drama que vive el pequeño comercio de Granada es de sobra conocido. La Federación Provincial de Comercio ya advirtió que la disminución de las ventas durante el periodo de rebajas respecto a 2017 fue del 5% aunque en algunos establecimientos llega al 20%. Desde el Centro Comercial Abierto, su presidente Ángel Rodríguez, relató esta semana que la caída de la facturación en general es del 21%.

"Se ha producido un cambio en el consumidor que valora más otros aspectos a nivel de ocio, precio etc." detalló Rodríguez en la presentación de la Noche en Blanco. En este sentido, afirmó que en el caso de Granada también ha empeorado la situación la apertura de algunas grandes superficies o la venta por internet que ha experimentado un crecimiento brutal. "El consumo tan cacareado no ha llegado a los pequeños comercios. No han sido buenas las navidades... tampoco las rebajas pero seguimos trabajando para mejorar", agregó Rodríguez quien recordó que con iniciativas como la Noche en Blanco, precisamente, lo que se pretende es transmitir un mensaje optimista pero, sobretodo, premiar a los clientes que siguen confiando en los comercios de proximidad, los de toda la vida.

En páginas como Idealista se puede consultar la gran multitud de locales en oferta de alquiler existentes. En el área Centro, concretamente, la página tiene registrados un total de 80. Los precios varían en función de los metros cuadrados aunque en calles como Mesones para locales de en torno a 100 metros cuadrados el coste se sitúa en torno a 6.000 euros mensuales. En Puentezuelas, uno de 100 metros cuadrados tiene un coste de 600 aunque, por supuesto, todo dependerá del estado de las instalaciones y la licencia tramitada.

El Ayuntamiento de Granada ha puesto en marcha varias campañas para impulsar el pequeño comercio. Pero sin duda parte del éxito depende por un lado de los empresarios para que modernicen instalaciones y traigan artículos atractivos y, por otro lado, de los propios granadinos que deben apostar también por los negocios de proximidad. Sin clientes no hay vida en el Centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios