Granada

"Son unas supervivientes, unas campeonas", la mayor lección de nuestros mayores en tiempos de coronavirus

  • Las ancianas de la residencia la Encarnación y San José de Cájar afrontan la crisis del coronavirus aceptando la situación hasta "con buena cara"

"Son unas supervivientes, unas campeonas", la mayor lección de nuestros mayores en tiempos de coronavirus "Son unas supervivientes, unas campeonas", la mayor lección de nuestros mayores en tiempos de coronavirus

"Son unas supervivientes, unas campeonas", la mayor lección de nuestros mayores en tiempos de coronavirus

En la Residencia la Encarnación y San José de Cájar la situación de confinamiento esta siendo llevadera para sus residentes gracias a algo que aprendieron cuando eran pequeñas y en España se vivía en otro siglo: a sobrevivir. Las ancianas de este centro, se han hecho a la idea de lo que sucede y además lo afrontan "con buena cara" y gracias a la coraza de experiencia que las rodea. Todo pasará, de eso están seguras.

Esta capacidad de resiliencia es otra de las enseñanzas que nuestros mayores están haciendo en esta situación que para muchos es casi surreal. La directora de esta residencia femenina, Vanesa Corral, cuenta que sus mayores han aceptado bien la situación pese a que los familiares ya llevan más de dos semanas sin poder hacerles visitas.

Esta es una residencia más bien pequeña, con solo 35 ancianas, que para Vanesa ahora más que nunca "son supervivientes, unas campeonas".

"Se les ha explicado mucho lo que pasa y están tranquilas porque lo aceptan" y cuenta además que "ya se han acostumbrado incluso a vernos con mascarillas y con guantes". Para hacer más grato este aislamiento el centro ha reforzado las actividades y en cuando a la añoranza de sus familias, cuenta Corral que han recurrido a "muchas llamadas y videollamadas" que además "les gusta mucho porque es una novedad". 

Como profesionales, los trabajadores del centro acusan los mismos problemas que otros, la falta de materiales. "Tenemos mucho miedo pero tenemos que estar al pie del cañón y hacemos lo que podemos, si nosotros fallamos quién los cuida a ellos", sostiene la directora. 

Los profesionales reciben recomendaciones diarias de Lares, la federación nacional de residencias de ancianos y por otro lado establecieron su propio protocolo cuando estalló la crisis del Covid-19 siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad. "Nuestra única queja es que no nos llega material, ni de nuestros distribuidores ni de nadie". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios