Instalaciones culturales

El tablao de la Vega se prepara para abrir en el mes de junio

  • El espacio, denominado Granada Arena, contará con un espectáculo fijo

  • Urbanismo niega que tenga licencia de apertura

El tablao de la Vega se prepara para abrir en el mes de junio El tablao de la Vega se prepara para abrir en el mes de junio

El tablao de la Vega se prepara para abrir en el mes de junio / B. R. (GRANADA)

Los granadinos pueden ver desde hace días en algunos puntos estratégicos de Granada capital como la rotonda de acceso a La Chana desde la Circunvalación o en el entorno de Puleva unas grandes banderolas con un logo nuevo y un texto que anuncia “Granada Arena. El mayor espacio cultural de Granada”. Aunque los letreros son nuevos el espacio es un edificio clásico de la Vega de Granada: está situado en el Camino del Beiro, en la orilla opuesta a la fábrica de la industria láctea.

Conocido como el Cortijo el Canijo, estas instalaciones tienen detrás a un grupo de empresarios y que recibe el nombre de Granada Arena-Espacio Cultural. Su intención era instalar en él un gran tablao flamenco pero durante años la obra de rehabilitación permaneció paralizada. Poco a poco se recuperó la actividad y ya luce prácticamente listo, desde los cerramientos a las zonas verdes. Por eso los propietarios anuncian su inminente apertura para el próximo mes de junio.

El administrador de la empresa, Paco Medina, adelanta que este “gran complejo de ocio” tiene “pub, terraza de verano, zona chill out, un espacio al aire libre para conciertos con capacidad para 30.000 personas”. También cuenta con “tres salones para eventos con una capacidad total de 1.200 personas. Un tablao flamenco también para 1.200 espectadores”.

Sólo la zona de la terraza de verano tiene capacidad para 600 personas. “Además hay un amplio espacio para aparcamiento”, detalla Medina, quien ofrece otro adelanto de la programación cultural: “Todos los viernes y sábados habrá un espectáculo fijo con tres dj, dos bandas, bailarinas, performance... en total 21 artistas”.

Sin embargo, fuentes de Urbanismo consultadas por este periódico aseguran que por el momento los terrenos “no tienen licencia ”, con lo cual no se podría celebrar la inauguración. Según consta en la delegación de Urbanismo, no sólo no se ha presentado una solicitud para una licencia de actividad sino que tienen aún pendiente algún expediente de restauración que obligaría a demoler parte de la obra.

Estas mismas fuentes aclaran que el problema surgió cuando un proyecto de obra que se presentó no casaba con el proyecto de actuación aprobado, lo que dio origen a varios expedientes de demolición posteriores, que arrastran de la anterior etapa del gobierno popular. Además, el permiso de Medio Ambiente se ha solicitado recientemente y lo normal es que tarde varios meses en concederse, por lo que desde Urbanismo advierten que se podrían a enfrentar a un decreto de clausura y que la Policía Local procedería a la paralización de la actividad.

No es primera vez que los propietarios de los terrenos anuncian una actividad que recibe una negativa municipal. Ya hicieron un intento en 2018. En esa ocasión, el grupo de empresarios formado por Granada Arena, Neptuno Show y Hermanos Toro comunicaron a través de una nota de prensa su intención de retomar la macrofiesta de la Primavera en sus instalaciones, pero el Ayuntamiento desactivó la iniciativa por carecer de licencia.

Ya entonces, esas fuentes municipales aseguraron que para poder celebrar algún tipo de evento las instalaciones, que están ubicadas en suelo no urbanizable de especial protección agrícola, tendrán que lograr una autorización para ofertar actividades de “uso y recreo”. Todo bajo el amparo de una declaración que garantice que el espacio es de interés público. Además, al estar situado junto al río Beiro también tendrá que lograr el visto bueno de la Confederación Hidrográfica (CHG).

Además, en 2012 la junta de gobierno local informó sobre la inadmisión a trámite del proyecto de actuación para cambio de uso.

Según explicó Mariquilla en su momento en Fitur, el proyecto tiene como objetivo traer a los artistas más prestigiosos del flamenco para el disfrute de granadinos y turistas, en unas instalaciones de 800 metros cuadrados. En el vídeo de presentación, subido a Youtube, Mariquilla relata que se trata del cuarto proyecto que lidera después de El Jaleo (Torremolinos) hace treinta años, los Jardines Neptuno y el espacio Alhambra. La bailaora reconoció que por sus tablaos han pasado grandiosos talentos como Camarón, Enrique Morente, el Fosforito o el Lebrijano. La idea es recuperar en el interior de Granada Arena este arte para la ciudad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios