Granada

Los taxistas podrán volver a parar en La Romanilla y en Reyes Católicos

  • Movilidad autoriza a la Gremial a dejar viajeros en estas vías

  • El sector exige una mayor permisibilidad

Hasta ahora los taxistas no podían parar en Reyes Católicos. Hasta ahora los taxistas no podían parar en Reyes Católicos.

Hasta ahora los taxistas no podían parar en Reyes Católicos. / carlos gil

Comentarios 1

El propósito de los taxistas es hacer un servicio de "gran calidad" y "puerta a puerta". Sin embargo, y en contra de su voluntad, esto no siempre es posible. Hay en la capital multitud de calles donde tienen prohibido hacer parada lo que provoca que este medio de transporte pierda eficacia sobre todo cuando recoge a personas que desean ir a barrios como Centro-Sagrario o Realejo donde abundan las calles peatonales. No sólo no pueden acceder a estas vías sino que además también tienen la parada restringida en zonas clave para acercar al máximo al viajero. Ante esta situación, Movilidad ha decidido brindar una mayor permisibilidad. Desde ayer los taxistas podrán parar la calle Reyes Católicos a la altura del Ayuntamiento de Granada algo hasta ahora sancionable y que ha provocado multitud de quejas. También podrán transitar por la plaza La Romanilla.

Esta medida evitará situaciones surrealistas como la vivida recientemente por un taxista. Según detalló el presidente de la Gremial del Taxi, Ramón Alcaraz, el profesional fue multado tras parar en Reyes Católicos para dejar a dos invidentes que se dirigían a la ONCE situada en la Plaza del Carmen y por tanto sin acceso a vehículos. El mismo problema ocurre en otros puntos de la ciudad como la Plaza de la Romanilla donde hasta ahora tenían prohibido parar. Sin embargo, desde ayer podrán prestar aquí su servicio algo que será aplaudido por los vecinos de esta zona que, en un barrio bastante envejecido, no siempre tienen facilidad para desplazarse.

Pero el plan de la Gremial es mucho más extenso. Alcaraz anunció que el sector tiene previsto llevar una propuesta al Ayuntamiento para solicitar la parada en cualquier calle. "Nos dicen que no podemos parar en las vías con línea amarilla pero eso implica prácticamente toda el casco histórico. "El servicio de taxi sólo cobra sentido si el itinerario se ajusta al 100% a las demandas y necesidades del cliente", remarcó en este sentido Alcaraz que mostró su rechazo ante "situaciones" que se dan diariamente en Granada y que complican la labor de los taxistas. Se refería el presidente de la Gremial a las trabas que tienen por ejemplo cuando dejan a una persona que lleva a sus hijos al colegio a primera hora de la mañana. "Han llegado a apercibirnos por parar mientras que a la misma hora había decenas de coches sin conductor de otros padres que estaban llevando a los niños".

La concejal de Movilidad, Raquel Ruz, detalló ayer durante la celebración de una comisión que el área está llevando a cabo la actualización del inventario de paradas de taxis y el estudio de viabilidad de las solicitudes de cambio de la Gremial. Además también se ha iniciado la inspección de los vehículos para garantizar que todo está en regla.

Entre las propuestas de las paradas resalta la modificación del cambio de parada de La Inmaculada a la acera que queda justo en la entrada para que los pacientes no tengan que cruzar la calle. También han solicitado agrandar la parada de la Fontiveros y el Paseo de la Bomba. Por otra parte, solicitan modificar el cambio de la parada de La Caleta que siempre ha estado envuelta en la polémica. Cuando se puso en marcha la Línea de Alta Capacidad (LAC) la parada de taxis se sitúo entre dos vallas metálicas junto al Metro. Es decir, los viajeros deben cruzar la transitada vía repleta de autobuses para subir a un taxi. Ellos proponer una parada bajo las pérgolas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios