Granada

El inicio de la temporada alta 'auxilia' el mercado laboral con 1.700 nuevos empleos

  • El campo y la construcción son los sectores que más han contribuido a la reducción de las listas del paro.

El mes de abril, el de la Semana Santa y el inicio de la temporada alta turística, ha permitido a Granada sumarse, aunque sea tímidamente, a la senda de la recuperación. El cuarto mes del año ha supuesto una moderada reducción del número de parados (450 menos, lo que deja la cifra general en 102.243 personas desempleadas), pero también ha propiciado un importante aumento del empleo. Después de varios años con cifras que no lograban superar la barrera de los 300.000 afiliados, el tejido productivo granadino ha conseguido alcanzar los 305.142 trabajadores en activo. Se trata de la cifra más alta de afiliación desde el mes de diciembre de 2011, cuando el nivel de empleo superaba los 306.219 afiliados.

El ritmo de crecimiento laboral que ha experimentado la provincia a lo largo del mes de abril también ha marcado un hito. La Seguridad Social ha ganado 1.702 nuevos afiliados, una cifra que no se registraba desde el mes de abril del año 2006. Es decir, que el de 2015 es el mejor mes de abril en términos laborales de los últimos nueve años.

El problema de los datos que ayer publicaron el Servicio Público de Empleo Estatal y la Seguridad Social es que no terminan de cuadrar. El crecimiento del empleo -basado en unas cifras que reflejan la afiliación media a lo largo del mes- ha sido bastante superior al descenso del paro, lo que puede estar relacionado con el hecho de que los contratos temporales para la Semana Santa o para fines de semana puntuales hayan sido el sostén de esas buenas cifras.

Porque sí, el paro ha bajado, pero no lo ha hecho de forma contundente. Según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal, las oportunidades laborales que han surgido a lo largo del mes de abril han sacado del paro a 450 granadinos. Esta cifra es una de las menos positivas de toda Andalucía (los resultados sólo han sido más bajos en Jaén, con 285 parados menos, y en Córdoba, con 345), y está bastante alejada de la media regional y nacional. Mientras que en Granada el paro se ha reducido un 0,4% respecto al mes anterior, en el conjunto andaluz lo ha hecho un 1,4% y en el nacional, un 2,7%.

De hecho, el comportamiento de este mes de abril ha sido bastante peor que los de los años anteriores. El año pasado, por ejemplo, el inicio de la temporada alta sacó del paro a 1.639 desempleados; y en 2013 fueron 2.293. De los últimos tiempos, sólo ha sido peor el mes de abril de 2012, cuando se registró una caída de apenas 349 desempleados.

Que los resultados no sean más espectaculares está íntimamente relacionado con el irregular comportamiento del sector servicios. El que se suponía que iba a ser el sector clave para bajar el paro sólo ha sacado del desempleo a 65 granadinos, una cifra muy similar a la de la industria (66 parados menos) y a años luz de las de la agricultura (que ha sacado del paro a 578 personas) y la construcción (con una reducción de 183 desempleados). La otra nota negativa la representa el colectivo sin empleo anterior, que ha ganado 442 desempleados y también ha contribuido a trastocar la estadística.

Los sindicatos aseguran que si el mes de abril no ha registrado un comportamiento mejor es porque el empleo que se crea, cuando se crea, es tan coyuntural y temporal que no dura. La secretaria general de UGT de Granada, Manuela Martínez, apuntó ayer que los datos del mes de abril "corroboran que el mercado laboral granadino está caracterizado por la estacionalidad y que depende en un gran porcentaje del comportamiento del sector servicios". De ahí que ni siquiera el campo, la Semana Santa y el mantenimiento de la estación de esquí hayan sido capaces de asegurar unos buenos datos de empleo. "Nos encontramos en un escenario extremadamente complicado", apuntó la líder sindical, que recordó que "el desempleo continúa en niveles insostenibles, y los indicadores que miden la calidad del empleo muestran un deterioro constante".

El secretario general de CCOO de Granada, Ricardo Flores, fue más allá y calificó la tímida bajada del paro de abril de "espejismo". En su opinión, la mejora de los datos del mercado laboral se deben a dos factores: "el abandono de la búsqueda de empleo de muchos ciudadanos y la emigración fuera de la provincia".

Más optimista, aunque no demasiado, se mostró el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, que apuntó que aunque es "una magnífica noticia" que Granada esté creando empleo, también reconoció que "las cifras no son todo lo buenas" que se esperaban para un mes de abril y que siguen arrojando un comportamiento distinto de Granada con el resto del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios