Granada

Los turistas mejoran la valoración de Granada pero castigan las conexiones

  • La estancia media de los visitantes ha subido, aunque gastan menos

  • De lo más valorado es el patrimonio y de lo menos, la señalización

Nueve de cada diez turistas llegan a Granada por vacaciones u ocio. Nueve de cada diez turistas llegan a Granada por vacaciones u ocio.

Nueve de cada diez turistas llegan a Granada por vacaciones u ocio. / álex cámara

Granada recibió el segundo trimestre del año un 13,9% de los turistas que visitaron Andalucía: un total de 8.228.579 visitantes que eligieron la comunidad de abril a junio, principalmente para viajes de ocio y vacaciones. Los turistas que han pasado por Granada han bajado ligeramente respecto al mismo periodo del año pasado, cuando llegaron al 14,4%.

Y los que vienen, están más días pero gastan menos. La estancia media de abril a junio ha pasado de 4,1 días a 4,2, mientras que el gasto medio ha bajado de 64,32 euros a los 62,03. El motivo del viaje a Granada ha sido para el 99% de los viajeros, vacaciones u ocio, una motivación que siempre sale como principal en la provincia, que no gana turismo de negocios, asistencia a ferias, congresos o convenciones ni de otros aspectos.

Los turistas no sólo visitan nuestra tierra sino que también le ponen nota. Y el segundo trimestre del año ha mejorado el índice sintético de percepción, pasando del 7,8 del segundo trimestre de 2016 al 8,2 del segundo trimestre de este año. Un dato que significa que a nivel global los turistas están más contentos con lo que ofrece Granada.

Pero hay aspectos a mejorar... y muchos. De los 20 apartados que se incluyen en la valoración analizada por la Encuesta de Coyuntura Turística, publicada ayer por el Instituto de Estadística de Andalucía (IEA), Granada ha bajado en el último estudio del segundo trimestre del año en 11 de ellas, más de la mitad. En cuatro nos quedamos igual y sólo mejora la puntuación en cinco: playas y transportes públicos. En general, la peor nota la el tráfico y la señalización turística.

Así, por ejemplo, el alojamiento pasa de recibir u, 8,3 de media a un 8, la misma nota y la misma bajada que obtiene la restauración. El ocio-diversión también baja del 8 al 7,9.

En cuanto a los transportes públicos, todos han subido la 'nota' que les dan los turistas. Los autobuses han pasado en la comparativa interanual del 8 al 8,1; el tren del 7,6 al 8,6; el taxi, del 8,4 al 8,9 y el alquiler de coches, del 8 al 8,4. Resulta llamativa la subida reflejada en el tren contando con que Granada sufre ya un aislamiento ferroviario de 28 meses. Quizá la oferta de conexiones en autobús para intentar mejorar la comunicación haya sido del agrado de los visitantes.

Con todo, la red de comunicaciones en general ha perdido puntos y cae del 8,3 obtenido hace un año al 8 de este segundo trimestre. Otro aspecto que se analiza es la calidad de la oferta de las playas, que mejora pasando del 7,1 al 7,9. En cambio, los paisajes y parques naturales bajan del 8,6 al 8,5 de valoración. El entorno urbano se mantiene en 8,2 de nota recibida.

Otros aspectos que también han perdido calificación son la seguridad ciudadana (pasando del 8,3 al 8,2), la atención sanitaria (que baja del 8,4 al 8,2) y la atención y trato recibido (que pierde una décima y se queda en el 8,5).

La relación precio/servicio está bien considerada y se mantiene en el 8,3. En cambio, bajan la limpieza (del 8,1 al 7,9), la señalización turística (del 8 al 7,7) y la información turística (del 8,1 al 7,9).

El tráfico, un problema serio diario para los granadinos, que ven en este punto uno de los graves handicap de la ciudad y la provincia, es también percibido por los turistas como de lo peor que se encuentran, quedándose en un raspado 7,7 de valoración. A nivel general, el nivel del patrimonio cultural se mantiene en un 8,6.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios