Covid-19

"La UGR no es la Oberta de Cataluña": el alcalde de Granada rechazaba el cierre universitario mientras la Junta decidía en Sevilla

  • La restricción acordada por el Gobierno andaluz tomó con el paso cambiado al propio Luis Salvador, que en un programa nacional destacaba cambiar "una Universidad que en 500 años de historia ha sido presencial" 

El alcalde de Granada pide "actuar pronto" El alcalde de Granada pide "actuar pronto"

El alcalde de Granada pide "actuar pronto"

La controvertida decisión de la Junta de Andalucía de cerrar la Universidad de Granada durante 15 días no sólo ha tomado por sorpresa a la institución educativa, en especial a su rectora, Pilar Aranda. Minutos antes del comienzo del Consejo de Gobierno en Sevilla el martes, el alcalde de Granada, Luis Salvador, descartaba públicamente que se fuera a adoptar una medida así de drástica porque defiende la presencialidad en las aulas. "La UGR no es la Oberta de Cataluña, que es una universidad online".

En una entrevista nacional en Onda Cero, el alcalde de la ciudad dedicó buena parte de su discurso a defender el carácter presencial de las clases en la Universidad de Granada. "Una cosa es adoptar medidas para mejorar y otra cosa es dejar de concebir una universidad que en 500 años ha sido presencial y cargárnosla, convirtiéndola en otra universidad que no es para dejar de ser de las mejores del mundo". 

Al filo de las 9:00 de la mañana del 13 de octubre, Salvador se empleaba de forma vehemente en defender la tradición y la posición destacada (con referencias al Ranking de Shangai) de la UGR, así como su "riqueza" por los miles de estudiantes que vienen de otras provincias de España y del extranjero, pues es la que más erasmus atrae en España. 

En la misma entrevista, el alcalde, que dijo conocer ("más o menos") las medidas que iba a adoptar la Junta esa misma mañana, explicaba que las restricciones habladas con la Junta iban a ir en una doble línea. Una era la del ámbito universitario, pero con medidas centradas en residencias y colegios mayores, porque respecto a la pregunta concreta del entrevistador Carlos Alsina sobre el posible cierre, Salvador expuso esa negativa antes desarrollada.

La segunda tanda de medidas que el alcalde de Granada esperaba que saliera ayer del Consejo de Gobierno celebrado en Sevilla era una nueva regulación de horarios en los locales de hostelería y ocio. 

La rueda de prensa que sólo unas horas después dieron los consejeros Elías Bendodo (PP) y Juan Marín (Cs), al término del Consejo de Gobierno, no podía ser más contraria a lo que el alcalde esperaba encontrarse. El sector del ocio en Granada no recibía indicación específica alguna y la Universidad de Granada pasaría a ser online en las próximas dos semanas. 

La reacción posterior de la rectora (que dijo no haber sido consultada en nada por la Junta) y del resto de la comunidad universitaria fue muy contundente, pero la del alcalde fue mucho más moderada. Pese a sus palabras de la mañana, Salvador consideró luego que esta medida es un "toque de atención" a los jóvenes, sin entrar en consideraciones sobre si la considera más o menos oportuna. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios