Granada

"No vale la resignación, sólo vale la rebelión contra el recorte de derechos"

  • UGT y CCOO celebraron ayer una asamblea general de delegados sindicales que contó con la presencia de sus dos máximos representantes andaluces, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero

Faltan poco más de dos semanas para que los sindicatos se pongan a prueba en la primera huelga general del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y las dos formaciones mayoritarias, UGT y CCOO, calientan motores para asegurarse de que la jornada sea un éxito. Aunque llevan meses informando a los granadinos en sus centros de trabajo y en playas, centros comerciales y mercadillos, ahora se enfrentan a la recta final de la campaña. De ahí que ayer las direcciones provinciales de UGT y CCOO celebraran una asamblea general de delegados sindicales, que contó con la presencia de los dos máximos responsables regionales de los sindicatos, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero.

Flanqueados por la secretaria general de UGT de Granada, Manuela Martínez, y por su homólogo en CCOO de Granada, Ricardo Flores, Pastrana y Carbonero animaron a todos los trabajadores granadinos a secundar una huelga general que pretende ser una "respuesta unánime de rechazo a la reforma laboral".

El secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, recordó que el objetivo del paro convocado es que "el Gobierno entienda que éste no es el camino, que no se puede salir de la crisis cargando el coste exclusivamente sobre los trabajadores y los pensionistas". Pastrana fue todavía más allá y apuntó que el país no sólo está inmerso en un "proceso de regresión de derechos laborales", sino que las medidas adoptadas por el Gobierno central también perjudican gravemente a los derechos sociales, puesto que "ya están afectando a los presupuestos de servicios sociales esenciales como la sanidad y la educación".

Y lo peor, según el secretario general de UGT de Andalucía, es que "quienes manejan la riqueza, quienes han sido partícipes de la crisis, se vayan de rositas sin que el Gobierno adopte medidas más justas y equilibradas para que la salida de la crisis sea más positiva para todos".

El mensaje lanzado por el secretario general de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, para llamar a los trabajadores granadinos a la huelga general insistió en el hecho de que "cada día que pasa hay alguna razón más" para participar en el paro del 29 de septiembre. Carbonero, que hizo referencia a las declaraciones del presidente del Gobierno sobre el hecho de que los trabajadores en situación de desempleo que estén recibiendo un curso de formación no deberían ser considerados parados, aseguró que la política laboral del Gobierno socialista en el último año está siendo un "despropósito permanente". En su opinión, la reforma laboral no es en ningún caso, como dicen, "un sinónimo de avance, sino de retroceso" porque hoy ya "nadie tiene el trabajo asegurado".

Así que "las razones para la huelga se van sumando día a día. Hoy tendremos mucha más gente que se sume al 29 de septiembre, que con toda seguridad será un éxito porque hay muchísimas cuestiones que afectan a miles de trabajadores. Ahora hay más razones que el día en el que convoquemos la huelga", apuntó Carbonero, que manifestó que la huelga general es la única respuesta posible ante el viraje de las políticas sociales y laborales del Gobierno.

"No vale la resignación, sólo vale la rebelión contra los que quieren recortar los derechos y conquistas que nos han costado tanto sacrificio y tanto esfuerzo a los trabajadores durante los años de democracia", concluyó el secretario general de CCOO de Andalucía.

Respecto a los funcionarios públicos, cuyo sindicato mayoritario, CSI.F, se ha desvinculado de la huelga general, los representantes regionales de UGT y de CCOO recordaron que "al sector público no sólo le han recortado los salarios, sino que también están en peligro su empleo y las inversiones que lo garantizan".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios