Granada CF

El Alavés necesita apuntalar algunas posiciones aún

  • Cuenta con una situación complicada para poder fichar y no ha inscrito a ocho de sus jugadores

Lejeune en su presentación con el Alavés Lejeune en su presentación con el Alavés

Lejeune en su presentación con el Alavés / Granada Hoy (Granada)

El Deportivo Alavés se encuentra ya inmerso en la preparación del encuentro frente al Granada CF del próximo domingo, donde intentará conseguir los primeros puntos de la temporada tras la derrota en casa ante el Real Betis.

Su director deportivo, Sergio Fernández, reconoció ayer que el equipo “necesita apuntalar alguna posición más”, algo que no sabe si podrán conseguir, dada la complicada situación del mercado actual.

“La situación del equipo es la que es respecto al número de licencias y el fair play financiero”, explicó, por lo que se centran principalmente en las salidas más que en los fichajes.

El cuadro vasco intenta buscar la “mejor solución” para los ocho jugadores que no han podido ser inscritos y que tendrán que marcharse. “A partir de ahí, veremos quiénes son los que forman de manera definitiva la plantilla del Alavés hasta final de temporada”, señaló Fernández.

Presencia de canteranos en la plantilla

A parte de ello, destacó el gran número de jugadores de la cantera que debutaron entre el final de la temporada pasada y la actual. “Viene una generación con buenas perspectivas, con ganas e ilusiones. Ojalá nos ayuden a crecer y conseguir los objetivos”, deseó.

Sobre el mercado, desveló que no tienen nada concreto encima de la mesa respecto a las entradas y a las salidas, por lo que “sólo hay intenciones” porque el de este año “es un mercado complejo y difícil donde hay exceso de jugadores y pocos recursos económicos”.

Lejeune presentado 

Por otro lado, ayer fue presentado el nuevo jugador babazorro Florian Lejeune, procedente del Newcastle, que declaró que “está listo para entrar en el equipo”, ya que viene en forma tras la pretemporada con el conjunto inglés.

Llega cedido para una temporada y aclaró que está “bien físicamente” y que “la temporada pasada fue complicada”. “Jugué con Rafa Benítez y el año pasado llegué tarde por la lesión, se cambió de entrenador y ahora necesitaba jugar y tener la confianza del entrenador, por eso estoy aquí”, aseguró.

“Estoy muy contento de volver a España y quiero dar las gracias al club por la confianza y devolvérsela en el campo”, manifestó. El francés llega a un equipo donde conoce a algunos jugadores, ya que ha sido compañero de Joselu y Pere Pons, además de estar a las órdenes de Pablo Machín cuando coincidieron en su estancia en el Girona FC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios