zaragoza | granada cf

Crecer a través del orden

  • Con la llegada de Alcaraz a su banquillo los maños buscan la seguridad desde la defensa

  • Las lesiones han lastrado a un equipo con poco gol

Alcaraz se reencuentra con el Granada CF, después de su enfrentamiento de la pasada temporada. Alcaraz se reencuentra con el Granada CF, después de su enfrentamiento de la pasada temporada.

Alcaraz se reencuentra con el Granada CF, después de su enfrentamiento de la pasada temporada. / álex cámara

Meses después de tocar con la yema de los dedos el ascenso a Primera División tras firmar una segunda vuelta histórica, el Real Zaragoza se encuentra en problemas. Los maños ocupan la quinta posición de la clasificación si se empieza a contar por abajo y coquetean con entrar en una de las plazas que los mandaría directamente al infierno de la Segunda División B. El rival del Granada solo ha sumado 11 de 33 puntos posibles y llega al encuentro con la urgencia de obtener un triunfo para cambiar la dinámica en la que está sumergido.

Para revertir la situación ha aterrizado en la capital del Ebro el técnico granadino Lucas Alcaraz. El ex entrenador rojiblanco debutó la semana pasada contra el Elche en el estadio Martínez Valero y no pudo hacer bueno el refrán de "a entrenador nuevo, victoria segura", ya que cayó por 2-0. Alcaraz ha tenido más tiempo de preparar el equipo y hoy ya se podrá ver un Zaragoza mucho más reconocido y adaptado a la filosofía del técnico nazarí, que construye a sus equipos a través del orden.

aviso

A pesar de que Lucas Alcaraz ha tenido más de una semana para entrenar con su nueva plantilla, ya ha avisado de que "las cosas que estamos trabajando necesitan tiempo para interiorizarse y paralelo a ello está la necesidad de conseguir puntos". El granadino confía en que su equipo salte al terreno de juego con las ideas claras para poder demostrar lo que ya ha trabajado en los entrenamientos, aunque reconoce que el equipo "necesita una reacción urgente para encadenar una racha positiva".

reconocido

Lucas Alcaraz es uno de los entrenadores con más experiencia en la Liga 1|2|3. Sus equipos se reconocen fácilmente por estar ordenados durante los 90 minutos tanto en defensa como en ataque. En el Zaragoza no cambiará su filosofía y el técnico granadino dibujará sobre el césped de La Romareda un 1-4-5-1 que en ataque puede convertirse en un 1-4-4-2 o un 1-4-3-3.

orden

Lo que más le preocupa al técnico es que su equipo mantenga el orden en todo momento. El granadino sabe que si su equipo junta líneas y no regala ocasiones en defensa tendrá muchas opciones de sumar algún punto, que es el objetivo principal del Real Zaragoza para salir de la zona baja de la tabla.

lesiones

Los problemas con la enfermería que padece el equipo aragonés obligaron a Alcaraz a jugar sin ningún delantero puro sobre el césped del Martínez Valero la pasada semana. Precisamente ese es uno de los problemas del conjunto maño, que no encuentra el camino del gol después de la lesión de Álvaro Vázquez, quien acumula tres tantos en la competición doméstica desde que llegara cedido. Además, el cuadro maño ha sufrido numerosas lesiones musculares a lo largo de la temporada, algo que incluso se achacó al mal estado del césped de la Ciudad Deportiva zaragocista.

posible once

Cristian Álvarez será el guardameta ante el Granada. El argentino, que ya hizo unas buenas actuaciones en los dos encuentros de la pasada temporada ante los rojiblancos, podría estar custodiado por Benito y Lasure (quien acaba de renovar su vinculación con los maños) en los costados y Verdasca y Grippo en el eje de la zaga. En la medular Zapater, Javi Ros e Igbekeme parecen fijos para darle equilibrio al juego aragonés. En las bandas, Alcaraz podría utilizar a Pombo y Diego Aguirre o Eguaras, mientras que arriba la referencia podría ser Buff. La presencia del suizo significaría que el rival de los rojiblancos empezaría sin ningún delantero centro, jugando con un '9' falso ante la falta de efectivos anteriormente citada.

equilibrio

El Zaragoza ha conseguido hasta el momento solo un gol menos que el Alcorcón, que va cuarto y ya venció por la mínima a los de Diego Martínez en su última salida en Liga. Ese equilibrio que muestra el equipo alfarero es el que Lucas Alcaraz quiere conseguir con los maños, que no han sabido sacarle rentabilidad a los tantos que han marcado hasta la fecha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios