Granada CF-Barcelona | Crónica y resultado

Superados por juego y sin ayudas arbitrales

  • Los de Diego Martínez caen goleados en Los Cármenes ante un Barcelona que muestra su pegada en un duelo en el que la actuación del colegiado influye de manera decisiva

  • Los dobletes de Messi y Griezmann decantan la balanza de lado culé que termina con un jugador más por expulsión de Vallejo

Messi, autor de dos tantos, trata de presionar a Eteki ante la presencia de Foulquier. Messi, autor de dos tantos, trata de presionar a Eteki ante la presencia de Foulquier.

Messi, autor de dos tantos, trata de presionar a Eteki ante la presencia de Foulquier. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Lo dijo Diego Martínez en la previa del choque: “Para ganar al Barcelona debemos ser eficaces y que ellos no tengan su día”. Lo que no contaba el técnico gallego es que, además, en jugadas claves el cuadro culé tuviera a su favor las decisiones arbitrales. O sí, porque casi siempre es la misma historia cuando un grande se enfrenta a un modesto.

Ocurrió la pasada campaña en el Camp Nou con la rigurosísima expulsión de Germán, y esta vez concediendo un tanto en una acción que vino precedida de un mano de Busquets y señalando una falta con el balón en una zona alejada del juego que terminó por ser decisiva. El Granada CF cayó goleado (0-4) ante un conjunto cuyo cuatro únicos disparos entre los tres palos fueron gol y así es muy difícil tener opciones, actuación arbitral al margen.

Una parte

El choque duró una parte, la primera. Lo que tardó el Barcelona en anotar el primer tanto y De Burgos Bengoetxea en echar una mano para que los de Koeman se fueran al descanso con una ventaja que dejó finiquitado el duelo. Y eso que el Granada CF comenzó con personalidad buscando el área de Ter Stegen. A los dos minutos Antonio Puertas obligó al buen guardameta alemán a trabajar con un duro disparo desde la frontal.

Los rojiblancos gozaron de una buena ocasión a los dos minutos pero el Barça se adelantó en su primer disparo a puerta

Los rojiblancos esperaban al Barça en su campo y ordenados en busca de un robo para sorprenderles a la contra. La buena circulación de balón de los visitantes obligaba a los tres centrocampistas que puso en liza Diego Martínez a correr detrás de sombras más que en construir. Costaba elaborar y más tras el primer tanto culé en la primera llegada al área de Rui Silva.

Un pase interior de Busquets que no iba destinado a Griezmann lo tocó Soldado en su intento por despejar con tan mala suerte de que el cuero le llegó al galo, que estaba por detrás de la línea defensiva granadina pero el esférico le llegó de un rival. El azulgrana se giró y con sutileza batió al portero luso. Se reclamó fuera de juego que no fue concedido.

Cambio de plan

Era el minuto 12 y tocaba adelantar líneas. El plan de partido cambió por completo pero el juego de ambos equipos siguió siendo el mismo. Posesión azulgrana y problemas para salir de los locales. Dembélé por bando culé y Soldado y Machís lo intentaron con disparos que no encontraron puerta. Hasta que llegó la acción que supuso el punto de inflexión del choque.

Polémica

Una mano de Busquets en la medular delante del colegiado vasco de la que se benefició para iniciar una jugada de ataque no fue señalada. En la contra el cuero le llegó a Griezmann que cedió a Messi quien, tras amagar a Germán en un par de ocasiones, puso el cuero en la escuadra de Rui Silva. Los rojiblancos y el banquillo local protestaron mucho la acción pero no es un supuesto de revisión por el VAR esta campaña. Sin embargo, sí pudo pitar mano De Burgos Bengoetxea pero, supuestamente, no la vio.

Luis Suárez trata de controlar el esférico ante Umtiti. Luis Suárez trata de controlar el esférico ante Umtiti.

Luis Suárez trata de controlar el esférico ante Umtiti. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El tanto sacó del partido a los rojiblancos, que no llegaron más al área de Ter Stegen. El Barça se sintió cada vez más cómodo y a tres minutos del descanso llegó otra acción polémica que supuso el 0-3 y la sentencia del choque. Una contra catalana por banda derecha sin peligro terminó con una falta en la frontal de Eteki a Pedri, una acción habitual del camerunés que juega mucho con las manos para ganar la posición. Lo hizo delante del colegiado aunque el balón no estaba en esa zona. La infracción, muy habitual en el fútbol, no siempre se señala y menos en contra de un ‘grande’. La falta era un caramelo para Messi quien, con un disparo raso al palo de Rui Silva, batió por tercera vez al portugués que los tres balones que tocó fueron para sacar el cuero de su portería.

Triple cambio

Con 0-3 y un mes de enero tan cargo de partidos, Diego Martínez no se lo pensó y realizó un triple cambio al descanso. Dejó en el vestuario a Carlos Neva, Montoro y Soldado para dar entrada a Vallejo, Milla y Luis Suárez. Eso supuso situar a Foulquier en el lateral izquierdo y a Vallejo en el derecho. Se era consciente desde el banquillo que remontar era una quimera y aunque se quiso tener más profundidad en ataque, lo cierto es que costó mucho superar la presión azulgrana.

El segundo tanto azulgrana, que dejó casi sentenciado el choque, llegó precedida de un mano de Busquets no señalada

Lo intentó Puertas, que estuvo muy activo, tras un centro desde la derecha pero de nuevo Ter Stegen detuvo sin apenas despeinarse, como durante todo el choque. Sin Montoro en el campo, Milla no fue el de anteriores citas porque no estuvo acompañado por el resto de la medular, en especial Eteki, que pone mucho interés pero poca claridad.

Pleno acierto

Todo lo contrario que los de Koeman, que en su cuarto disparo entre los tres palos finiquitaron el duelo. Fue de nuevo Griezmann, tras pase de Demebélé, el que batió con una gran maniobra a Silva. El campeón del Mundo controló con la zurda y remató con la derecha con un chut cruzado imparable.

El Granada CF se quedó con uno menos en la recta final del choque por la expulsión con roja directa de Jesús Vallejo

Restaba media hora de partido y ambos equipos bajaron el pistón, aunque el Barcelona pudo hacer el quinto por medio de un disparo de Jordi Alba. La expulsión de Vallejo, a doce minutos del final, quedó en mera anécdota aunque el cuero, en el momento en el que Braithwaite fue derribado por el maño, no lo tenía controlado el ‘9’ barcelonista pero el rojiblanco era el último defensor y se fue al vestuario.

Se perdió pero lo más preocupante son los números de goles encajados. El segundo peor registro de LaLiga Santander. Los Cármenes vio la segunda derrota de la temporada de un equipo que tiene el martes una nueva oportunidad para resarcirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios