Granada CF-Barcelona

El Barça cae en la red rojiblanca

  • Diego Martínez no varía su sistema pero innova con Azeez como media punta y le funciona de maravilla

Vadillo celebra el 2-0 Vadillo celebra el 2-0

Vadillo celebra el 2-0 / Granada CF (Granada)

Se agarró Diego Martínez a la lógica para elegir a los sustitutos de los lesionados Fede Vico y Quini, titulares en los primeros cuatro partidos. Toda vez que Koybasi y Gonalons, por los motivos que sea, todavía no le convencen para actuar de inicio, el preparador optó para la banda zurda de la zaga por Carlos Neva, el otro lateral izquierdo que está sano, y para el centro del campo por Azeez.

La entrada de Azeez en el once surtió el efecto deseado La entrada de Azeez en el once surtió el efecto deseado

La entrada de Azeez en el once surtió el efecto deseado

Reforzar la medular era una buena idea ante un FC Barcelona que suele jugar mucho por dentro y asociarse en esa zona del campo. La única duda que quedaba tras ver el once era cómo iban a ubicarse los tres medios rojiblancos, si en trivote o con Montoro más avanzado, como el día de la presentación ante el Sevilla, para respetar el dibujo 1-4-2-3-1 usado hasta ahora en todos los partidos.

Escogió esta última opción para no variar el esquema habitual, pero fue sorprendente que el futbolista que actuó como enganche fue Azeez. Pocas veces como en este partido el fútbol da tanto la razón a un entrenador, ya que apenas se había cumplido un minuto de juego y el nigeriano marcó el 1-0 incorporándose muy bien al ataque en una buena acción colectiva tras recuperación.

Gran presión

El plan del Granada CF era claro: presionar lo más arriba posible para intentar ahogar la salida de balón del Barcelona. Una vez que se recuperaba el esférico, la alternancia entre aguantar el balón y combinar con la de correr para montar contras estuvo bien ejecutada por el Granada, con Antonio Puertas y Machís trabajando mucho para atrás pero siendo balas a la hora de correr en diagonal hacia la meta contraria.mejor, imposible

1-0 al descanso, con el Barcelona sin tirar a portería, asfixiado casi siempre por los rojiblancos y con rebotes de Luis Suárez y Piqué en forma de tarjetas amarillas. Las cosas no le podían ir mejor a los nazaríes de cara al segundo tiempo, en el que compareció en el césped una amenaza en forma de futbolista llamada Leo Messi para poner aún más emocionante y caliente un encuentro inolvidable.

Los cambios

El tremendo desgaste físico de Soldado y de Machís les llevó a ser los primeros jugadores en ser sustituidos, entrando arriba Carlos Fernández y en la banda Vadillo, que marcó el 2-0 después de que Arturo Vidal lo primero que hizo fue tocar el balón con la mano para que el Granada tuviera un penalti a su favor.Fuerza en la media

No tocó Diego su dibujo en todo el choque, ya que el último cambio fue Gonalons por Yangel Herrera, jugador por jugador, para dar oxígeno a la media.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios