Barcelona-Granada CF

¿Y si esta vez fuese la buena en el Nou Camp?

  • El Granada CF, con Carlos Neva al final en la convocatoria, busca este domingo puntuar por primera vez en su historia en el campo del FC Barcelona, en el que se estrena Quique Setién 

Vadillo golpea el balón en un entrenamiento Vadillo golpea el balón en un entrenamiento

Vadillo golpea el balón en un entrenamiento / Carlos Gil (Granada)

Dice el tópico que las malas rachas están para cortarlas, y el Granada CF dispone este domingo de una buena oportunidad con acabar con la que presenta ante el FC Barcelona a domicilio.

La escuadra dirigida por Diego Martínez se presenta en el Nou Camp, el feudo del líder, con la ilusión de puntuar por primera vez en su historia en ‘can Barça’.

Pocos retos parecen más complicados de realizar en el balompié actual pero la ambición, la intención y la fe de los rojiblancos es máxima. ¿Y si fuera hoy el día?

Poco, por no decir nada, se habla del Granada en el entorno culé. El club ha vivido su semanas más ajetreada de los últimos años con la destitución de Ernesto Valverde y la llegada al banquillo de Quique Setién, un técnico cuyo manual parece adaptarse bien al estilo del equipo, pero cuya carrera suele ir acompañado más de ruido que de nueces.

El invitado al estreno del cántabro al frente del Barcelona será uno de los pocos equipos que ha sido capaz de ganarle esta campaña.

El 2-0 de la primera vuelta en el Nuevo Los Cármenes será difícil de olvidar para todo rojiblanco de bien. Repetir hoy sería la caña de España, aunque el punto también se firma, no vamos a mentir.

Con poco que perder

El Granada llega al Camp Nou con poco que perder tras sumar 27 puntos en una notable primera vuelta que le ha acercado bastante al objetivo de una permanencia que pretende dejar atada cuanto antes.

El choque ante el Barça es el primero de los tres que tiene que jugar en sólo seis días, y todos como visitante, ya que el miércoles visita al Badalona en la siguiente eliminatoria de la Copa y el sábado al Sevilla en otro partido de LaLiga que se perderá en el cuadro hispalense Banega, que vio este sábado una amarilla en el duelo de los blancos ante el Real Madrid que acarrea sanción.

Diego recupera para visitar al Barça a dos centrocampistas fundamentales en sus esquemas: el francés Maxime Gonalons, ausente por sanción en el pasado partido ante el Mallorca; y el venezolano Yangel Herrera, que llevaba un mes de baja por lesión.

Con esto cubre, en parte, la ausencia del también medio Ángel Montoro, que sufrió una nueva merma muscular en el choque ante el Mallorca y que será baja ante el Barça, igual que los también lesionados Fede Vico, Quini y Neyder Lozano.

El lateral Carlos Neva, el medio camerunés Yan Eteki y el portero Aarón Escandell han sufrido diferentes problemas durante la semana pero están disponibles, aunque habrá que ver el estado del primero tras no entrenarse en los últimos días por estar con gripe.

Las dudas en el once

Si Carlos Neva no fuera titular, el técnico tendría que elegir entre Álex Martínez, que ocupa su misma demarcación, o el francés Dimitri Foulquier, que es diestro pero puede jugar en la izquierda.

Las otras grandes dudas que maneja Diego para el once inicial son si apuesta de inicio por Yangel Herrera o lo reserva en el banquillo tras un mes de inactividad, con la nueva lesión de Montoro en el partido en que reaparecía aún fresca, y si mantiene el dibujo habitual de dos delanteros, Carlos Fernández y Roberto Soldado, o sale sólo con uno y refuerza la medular con un tercer centrocampista.

Ramon Azeez apenas está contando en Liga últimamente pero fue clave en el choque de la primera vuelta y puede reforzar bien el centro del campo por delante del doble pivote.

Sin Montoro, Diego suele apostar por Vadillo para el balón parado. El gaditano y Machís se juegan una plaza de extremo, ya que la otra parece clara para Antonio Puertas.

Arriba, si sólo juega el preparador con un punta tendrá que elegir entre Soldado y Carlos Fernández.

Los nazaríes se entrenaron ayer en su ciudad deportiva antes de poner rumbo en avión a Barcelona. Van los 19 jugadores disponibles de la primera plantilla, por lo que habrá un descarte antes del choque.

Un rival temible

En el Barça, no hay muchas pistas sobre si con la llegada del nuevo entrenador se vivirá una revolución desde la alineación o si Setién preferirá tantear el terreno con una línea continuista para ver la mejor manera de sacar partido de su equipo, aunque con tan solo una semana de trabajo parece difícil que se puedan observar mejoras sustanciales.

Los problemas, no obstante, del Barça de Valverde eran a domicilio, ya que este curso como local ha ganado todos los partidos del campeonato doméstico salvo el empate cedido ante el Real Madrid.

La alineación titular plantea bastantes dudas, tantas como posibles dibujos. Los equipos de Setién pueden jugar con un 1-3-5-2 o un 1-4-1-4-1, además del clásico 1-4-3-3 instaurado en el libro de estilo barcelonista.

El preparador tiene la baja segura de Frenkie de Jong y la probable de Arthur Melo, que podría recibir el alta como el meta Marc Andre Ter Stegen. Las bajas seguras son las de Dembelé y Luis Suárez.

El alemán apunta a la meta, con Piqué, Lenglet y Alba fijos atrás y la duda de Semedo o Sergi Roberto en la derecha. Sergio Busquets también tiene todos los números para jugar de inicio, pero sus acompañantes son una incógnita, aunque no parece que el joven Riqui Puig vaya a ser titular ya. Para sustituir arriba a Luis Suárez, el elegido será, salvo sorpresa, Ansu Fati.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios