Eibar-Granada

Diego Martínez: "Fue un partido igualado que desequilibró el penalti"

  • El entrenador del Granada lamenta “el error” cometido por los suyos “en una jugada de espaldas que no tenía peligro” cuando estaban haciendo “el partido que se necesitaba”.

Diego, en el momento de realizar el triple cambio Diego, en el momento de realizar el triple cambio

Diego, en el momento de realizar el triple cambio / Pepe Villoslada / Granada CF (Eibar)

El entrenador del Granada CF, Diego Martínez, declaró tras el encuentro en el que su equipo fue derrotado por 2-0 en Ipurua por el Eibar, que la acción clave del partido fue el penalti cometido por Yangel Herrera sobre Sergi Enrich y que supuso el primer gol para el conjunto armero.

“En el penalti nosotros cometemos un error, ya que es una jugada de espaldas que no tenía peligro ninguno”, explicó en sala de prensa Diego tras el encuentro.

El entrenador gallego comentó que el Granada se había adaptado bien a lo que demandaba el partido y que compitió con “intensidad y con inteligencia ante un Eibar que exige muchísimo, y más en este tipo de circunstancia (en relación al impracticable estado del terreno de juego de Ipurua por la lluvia)”.

Diego Martínez se lamentó de que Luis Suárez no hubiera acertado en la clara ocasión que tuvo nada más comenzar el partido y que provocó que “la jugada del penalti” definiera posteriormente el encuentro.

Se refirió, de la misma forma, a las dos acciones de mano a mano que tuvo el colombiano con 1-0 en el marcador ante un Dmtrovic que “hace unas paradas extraordinarias” y dijo que de haber acertado en estas jugadas “el partido podría haber dado opciones de puntuar”, ya que estaba siendo “muy igualado y el penalti lo desequilibra todo”.

Se adaptaron bien pese a la derrota

A pesar de la derrota, consideró que el equipo rojiblanco se adaptó muy bien y que hizo el partido que “se necesitaba”. Se felicitó de haber podido frenar en los primeros minutos “el ímpetu del Eibar” y de que sus jugadores habían estado “con una concentración permanente”.

Así mismo, Martínez señaló que aunque Bryan Gil consiguió dos goles en el segundo período y resultó clave por su acierto en el 2-0 final, en el primer tiempo “estuvo bien tapado” y no creó tanto peligro, pero que tras el penalti su equipo “tuvo que luchar a contracorriente”.

Por ello reiteró que la actitud del Granada fue “muy buena” y que respondió a un duelo con una “exigencia física brutal”.

También destacó el hecho de que los dos equipos compitieron con “mucha nobleza” y hubo un “buen arbitraje”, que facilitó que a pesar del estado del terreno, el juego discurriera por unos derroteros limpios.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios