Granada CF-Eibar | Crónica y resultado Goleada rojiblanca para seguir soñando

  • El conjunto de Diego Martínez gana por fin al Eibar gracias a su pegada y confirma su permanencia

  • Roberto Soldado, con un doblete, Antonio Puertas y Robert Kenedy anotan los tantos de los rojiblancos

Germán volvió a cuajar un gran encuentro siendo el líder de la defensa.

Germán volvió a cuajar un gran encuentro siendo el líder de la defensa. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

En la mayor goleada del curso, el Granada CF sumó su segunda victoria de manera consecutiva que le permite seguir soñando con regresar a competiciones europeas la próxima campaña. Los rojiblancos tuvieron la suerte que en otras citas se les negó y le endosaron cuatro goles a un Eibar que comienza a ver la Primera División cada vez más lejos. Los de José Luis Mendilibar lo intentaron pero cometieron errores groseros que les costó una derrota que le complica su continuidad en la categoría.

Cuando el Granada CF está fresco, ya no sólo física sino mentalmente, se siente muy cómodo sobre el terreno de juego. Eso fue lo que le ocurrió a los rojiblancos ante los eibarreses sobre todo en la primera mitad en la que, sin hacer un juego excesivamente vistoso, si gozaron de la pegada que en algunos tramos de esta temporada han tenido y que tanto rédito les ha dado.

Pegada

Sin dominar ni avasallar a su rival, tuvo prácticamente dos acercamientos al área de Dmitrovic y los concretó, lo que les permitió jugar con mucha tranquilidad. Sobre todo porque el cuadro eibarrés, que se encuentra en una situación muy complicada en la tabla, no es el de otros años. Lleva tres meses y medio sin ganar y esa ansiedad se nota sobre el verde. No fue ese equipo incómodo, con presión asfixiante y rocoso que no tiene miedo a atacar una y otra vez. Todo lo contrario. Se ordenó defensivamente y tan sólo tuvo en Pozo y Bryan Gil a sus hombres más peligrosos por su chispa.

Tras unos primeros veinte minutos sin peligro, los rojiblancos se adelantaron en su primera llegada

Pero los rojiblancos los supieron frenar gracias al trabajo colectivo. Y eso que durante los primeros 20 minutos el duelo fue un ‘tostón’. Tan sólo destacó un chut del ex rojiblanco Recio desde el vértice del área tras un mal despeje de Quini, que el malagueño envió a las manos de Rui Silva. Esa acción despertó, y de qué manera, a los de Diego Martínez, que en el siguiente ataque se adelantaron en el marcador. Fue gracias a una acción propia de killer de Roberto Soldado, que ya había dejado gotas de su calidad junto a Jorge Molina, y que recibió un pase de Antonio Puertas en la frontal. El valenciano se giró y puso el cuero lejos del guardameta del Eibar. Tras ser revisado por el VAR, el tanto subió al marcador. Un gol que otorgó mucha confianza pues los de Mendilibar, obligados a buscar el empate, apenas inquietaron a Rui Silva.

Con esta maniobra, Kike García se deshizo de Vallejo para anotar el 2-1. Con esta maniobra, Kike García se deshizo de Vallejo para anotar el 2-1.

Con esta maniobra, Kike García se deshizo de Vallejo para anotar el 2-1. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Sin brillantez, poco a poco el Granada CF se fue haciendo el dueño del choque y a ocho minutos del descanso, amplió su renta. Fue Antonio Puertas el que redondeó su buen partido con un buen remate con la zurda tras un rechace de la zaga vasca como consecuencia de un saque de esquina. El chut del almeriense tocó en Atienza y Dmitrovic no pudo hacer nada para evitar un tanto que dejaba el encuentro muy de cara para los nazaríes. Dos llegadas y dos goles. Máxima eficacia. Incluso Montoro lo intentó desde el centro del campo en busca de sorprender al portero serbio. Habría sido demasiado premio para un equipo que se fue al receso con una ventaja considerable.

Reacción

Sin embargo, el Eibar tiró en la segunda mitad de casta, esa que le ha caracterizado siempre y poco a poco fueron embotellando a los locales, que bajaron el pistón tras el paso por vestuarios. Sergio Álvarez y Pedro León pudieron recortar la diferencia pero fue Kike García el que metió de lleno a los guipuzcoanos en el partido. La dinámica había cambiado por completo pero a los de Diego Martínez no le entraron los nervios.

El Eibar reaccionó en la segunda mitad pero los nazaríes sentenciaron para ganar con solvencia

Sabían que a la contra podían hacer daño. Fue por ello por lo que Kenedy entró al terreno de juego y uno de los jugadores más determinantes este año del Granada CF terminó por sentenciar al Eibar. Primero en una contra asistiendo a Roberto Soldado a poco menos de un cuarto de hora para el final (77’). El valenciano hizo así un doblete y suma ya ocho tantos en LaLiga Santander. El cuarto llegó por insistencia. Cote cedió a Dmitrovic de cabeza pero su dejada no terminó en su destinatario al aprovechar el carioca su mala entrega para batir, con la zurda, al serbio por bajo en su desesperada salida.

Cuarenta y dos puntos coronan ya la trayectoria rojiblanca esta campaña, uno menos que el año pasado a la misma altura. El sueño europeo está complicado pero aún es posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios