Granada CF Partidazo de Germán para liderar un Granada impenetrable

  • El central gaditano demuestra su gran estado de forma con un partidazo en la victoria ante el Málaga

Germán trata de quitarle el balón a Blanco Leschuk Germán trata de quitarle el balón a Blanco Leschuk

Germán trata de quitarle el balón a Blanco Leschuk / Málaga Hoy (Málaga)

Cada vez que cualquier aficionado asiste a un partido del Granada y observa el espectacular rendimiento que está ofreciendo Germán le ronda la misma pregunta: ¿Cómo pudo jugar tan poco la pasada temporada?, ¿por qué era suplente siempre que Chico Flores y Saunier estaban disponibles? Puede que formular ahora estas cuestiones sea ventajista, pero es bastante curioso lo ‘desaprovechado’ que estuvo la campaña anterior.

Por si alguien tenía dudas sobre la buena pareja que forman el gaditano y José Antonio Martínez en el centro de la zaga rojiblanca, el partido que ambos firmaron en La Rosaleda, donde el Málaga acumulaba hasta ayer siete victorias en siete encuentros con goles, como es lógico con tantos marcados en todos estos envites, disipa cualquier objeción.

Los dos estuvieron soberbios, imperiales, majestuosos. Fueron capaces de parar a un delantero en vena como el argentino Blanco Leschuk y de despejar las decenas de balones aéreos que el Málaga puso en el área, o cerca de ella, nazarí.

Si el trabajo defensivo de todo el equipo fue casi perfecto, el de Germán rozó la matrícula de honor, siendo una vez más el líder de la zaga y dotando al plantel, junto a sus compañeros, de una seguridad y una fiabilidad pocas veces vista en este club.

Venía el Granada de firmar un encuentro irregular ante el Sporting desde el punto de vista defensivo, quizás en el que se mostró menos firme de toda la temporada, y fue capaz en el escenario más complicado de rescatar una de sus señas de identidad, esa que le hace triunfar esta campaña.

En defensa y ataque

A su gran trabajo sin balón, Germán unió tranquilidad y capacidad para jugar el esférico en la fase ofensiva. No arriesgó ante un Málaga que vive de las pérdidas del oponente y estuvo rápido y atento al cruce cuando fue necesario.

En las acciones de estrategia, que tal y como presagiaba Diego Martínez en la previa es donde se decidió el choque, estuvo muy activo. No fue capaz de rematar ninguna vez cuando se fue al ataque pero sí que intervino con acierto en varias jugadas de envíos al área en el balón parado de los malagueños.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios