Granada CF-Levante | Crónica y resultado

Heroico punto del Granada CF que juega 81 minutos en inferioridad numérica

  • El conjunto de Diego Martínez empata ante el Levante dando una lección de casta y saber defender tras la expulsión de Gonalons al cuarto de hora

Luis Suárez es perseguido por hasta tres contrincantes del Levante. Luis Suárez es perseguido por hasta tres contrincantes del Levante.

Luis Suárez es perseguido por hasta tres contrincantes del Levante. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

De las pocas cosas que quedaban por ver del actual Granada CF era su capacidad para jugar casi un partido en inferioridad numérica. Y ese día llegó. Con uno menos durante 81 minutos, los rojiblancos sumaron un punto (1-1) que debe ser catalogado como heroico por el enorme trabajo de los pupilos de Diego Martínez ante un Levante que únicamente generó peligro con disparos desde fuera del área. Un empate que sabe a gloria por cómo se dio y que demuestra una vez más la casta de un grupo de jugadores que se siguen superando cada día que pasa.

El duelo estuvo condicionado, sin duda, por la expulsión de Maxime Gonalons al cuarto de hora por una durísima entrada sobre Rubén Rochina. Un acción justa, que tuvo que ser revisada por el VAR y que provocó que durante prácticamente todo el choque los rojiblancos jugaran con un jugador menos.

Gol de Machís

Pero hasta la roja del galo, el cuadro nazarí fue superior y aprovechó su primera acción de ataque para adelantarse en el marcador. Fue gracias a un balón en largo de Gonalons a Machís, que recibió en el vértice del área, amagó dos veces a Miramón y puso el balón en la escuadra de Aitor en un tanto marca de la casa. Se le pusieron las cosas muy bien a los locales pero con la expulsión todo cambió.

En inferioridad numérica, llegó el momento de demostrar lo trabajado que está este equipo defensivamente como así ocurrió. Poco a poco, el Levante fue sometiendo al Granada CF, exigiéndole un esfuerzo físico que, con la carga de partidos, era otra prueba más para los de Diego Martínez. Aunque salían poco de su campo, cuando lo hacían habitualmente terminaban la jugada y eso, con uno menos, era mucho para evitar contras.

Solidarios

Carlos Neva lo intentó desde la frontal pero la calidad de hombres como Rochina, Bardhi o Morales se fue haciendo con el partido, encerrando a los rojiblancos en su campo. Pero la solidaridad de este equipo está fuera de toda duda. Ver cómo Jorge Molina, a sus 38 años, se replegaba cuando Machís subía al ataque, era un ejemplo más para los de Paco López, a los que les iba a costar generarle peligro a cuadro granadinista como así fue.

Los jugadores del Granada CF acuden a saludar a Machís por su bonitos gol. Los jugadores del Granada CF acuden a saludar a Machís por su bonitos gol.

Los jugadores del Granada CF acuden a saludar a Machís por su bonitos gol. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

De hecho, un remate de cabeza de Rochina, un disparo de Bardhi y centro-chut de Miramón que Silva envió a córner, fueron las acciones más peligrosas. Y salvo esta última, ninguna vio puerta. Sin embargo, fue por medio de una acción a balón parado como empató el conjunto valenciano. Un saque esquina que botó Bardhi y que remató de cabeza el exrojiblanco Rubén Vezo tras imponerse por alto a Montoro.

Los rojiblancos realizaron un gran esfuerzo para contener las embestidas de su rival, que no supo superar el orden defensivo en todo el duelo

De ahí al descanso, lo más reseñable fue una acción de estrategia que remató Puertas a la media vuelta y una caída en el área de Aitor de Jorge Molina que Jaime Latre, con ayuda del VAR, estimó que no fue suficiente para ser considerada penalti.

Pocas ideas

Obviamente iba a ser complicado tener el balón con cierta continuidad pero el Granada CF lo intentó siempre. Era una manera de decirle al contrario que no se iba a encerrar el resto del partido y así salieron tras el receso. El cansancio tras jugar su tercer partido en la semana poco a poco fue pasando factura, como era previsible, pero el Levante tampoco demostró en la segunda mitad tener muchas ideas para sorprender a las dos líneas defensivas que se ordenaron desde el banquillo local.

El principal peligro levantinista llegó por medio de disparos desde fuera del área

La posesión fue a más por parte visitante y así llegaron dos buenas ocasiones por medio de un duro disparo de Bardhi y una acción personal de Roger. Pero el Granada CF cuenta con un gran portero y así lo demostró con dos buenas intervenciones, en especial en la segunda acción, sacando una mano milagrosa que evitó el 1-2.

Antonio Puertas no pudo brillar tanto como le hubiera gustado. Antonio Puertas no pudo brillar tanto como le hubiera gustado.

Antonio Puertas no pudo brillar tanto como le hubiera gustado. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Diego Martínez buscó refrescar el equipo con la entrada de Luis Suárez y Yangel Herrera por Jorge Molina y Montoro, respectivamente. Piernas frescas, dentro de la carga de partidos, que le vino muy bien al orden defensivo nazarí impenetrable en todo momento. Ambos ayudaron, y mucho, a que el Levante no tuviera ocasiones excesivamente claras. De hecho, salvo la última acción de ataque consistente en un centro desde el flanco izquierdo de Clerc que remató Roger, el resto de oportunidades llegaron por medio de disparos desde fuera del área protagonizados, principalmente, por Bardhi.

Pocos apuros

En realidad, los rojiblancos tampoco pasaron por excesivos apuros ante un rival que reclamó penalti a nueve minutos del final por mano de Soro que el VAR no estimó punible y que protestaron todos los granotas al unísono. Fue el reflejo de la impotencia de un equipo incapaz de hacerle daño a unos maestros de la defensa, que volvieron a dejar claro que a base de trabajo, ayudas y solidaridad, se pueden alcanzar altas cotas. Sumaron un punto pero supo a victoria por la forma de conseguirlo. Y es que este equipo no deja de sorprender.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios