Granada CF ¡Menudo resacón!

  • El entorno rojiblanco vive en una nube después de la clasificación para las semifinales de la Copa tras la victoria ante el Valencia, un encuentro que ya tiene su hueco en la historia del Granada

Soldado, a punto de poner el balón en el punto de penalti antes de marcar un gol histórico. Soldado, a punto de poner el balón en el punto de penalti antes de marcar un gol histórico.

Soldado, a punto de poner el balón en el punto de penalti antes de marcar un gol histórico. / Ángel Cámara (Granada)

¡Qué bien le está sentado la Copa al Granada! Hasta ahora, el conjunto que dirige Diego Martínez se ha metido cuatro 'vasos' entre pecho y espalda que han tenido como consecuencia una borrachera de felicidad que se ha transmitido a todo su entorno.

Tras el memorable triunfo de la noche del pasado martes ante el Valencia (hay que apuntar el 4 de febrero de 2020 como una fecha a recordar en la historia del Granada), todo el mundo rojiblanco vive una auténtica ‘epidemia’ de euforia que no necesita ni medidas preventivas ni cuarentenas para evitar contagios.

González González, en el momento de pitar el penalti González González, en el momento de pitar el penalti

González González, en el momento de pitar el penalti / Álex Cámara (Granada)

Desde la conclusión del partido, en Granada se ha hablado de muchas cosas pero el tema común denominador de todas las conversaciones no ha sido otro que la brillante clasificación de la escuadra granadinista para disputar a partir de la semana que viene una de las semifinales de la Copa del Rey tras un espectacular y emocionante encuentro que se tradujo en la presencia a una cita a la que el Granada estaba invitado desde hace 51 años y que hasta ahora no había podido confirmar.

El VAR

Y no hay resaca que se precie que no tenga su origen en la barra de un VAR, un artilugio cuyo número de detractores y partidarios varía conforme el viento de sus decisiones sople a favor o en contra.

Puertas y Carlos Fernández festejan el triunfo Puertas y Carlos Fernández festejan el triunfo

Puertas y Carlos Fernández festejan el triunfo / Álex Cámara (Granada)

En esta ocasión el VAR fue un aliado al igual que en otras tuvo 'mala bebida', como ocurrió en Bilbao en la competición liguera. Ante los de Albert Celades, primero anuló un gol a Rodrígo por un fuera de juego por centímetros, unidad de medida que también existe, y cuando la enésima prórroga copera ya se oteaba en el horizonte confirmó un penalti por unas manos que sólo Antonio Puertas y algún jugador más del Granada habían visto sobre el césped de Los Cármenes. El balón golpeó claramente en el codo de Jaume Costa y la normativa de esta temporada al respecto es clara y no admite interpretación. Fin de la discusión.

Un gran partido

VAR aparte, hay que quedarse con el tremendo partido protagonizado por las huestes de un Diego Martínez que no hace nada más que crecer a la par que hace crecer al Granada.

Fue un derroche de fútbol fruto de un esfuerzo generalizado. De no ser así no se entendería lo que el martes hicieron unos jugadores que llevan encima un auténtico maratón de minutos y viajes.

El encuentro fue muy intenso por parte de los dos contendientes, pero quizá el Granada estuvo un poco por encima del Valencia y se hizo acreedor al resultado que cosechó.

Los aficionados vibraron con su Granada Los aficionados vibraron con su Granada

Los aficionados vibraron con su Granada / Álex Cámara (Granada)

También lo merecieron los miles de aficionados que vivieron de cuerpo presente en el estadio granadinista un enfrentamiento que ya es histórico. Todos empujaron de lo lindo, tal como reconoció el propio entrenador rojiblanco.

Hace casi dos meses el Granada comenzó su participación en el torneo del KO de forma casi clandestina. No pocos pensaban que lo mejor era apartar la Copa para centrarse en la Liga pero trago a trago, con más de una espuela (hubo prórrogas en Hospitalet, Badalona y Badajoz), el conjunto de Diego Martínez se ha plantado donde no estaba hace casi 51 años.

A parir de ahora hay barra libre en el mundo de los sueños porque, ya se sabe, soñar es gratis y los sueños, sueños son.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios