Real Madrid-Granada CF

Rui Silva evita una goleada mayor

  • Buen partido en el Bernabéu del meta portugués, que pudo hacer más en el 1-0 pero luego firma paradas de mérito

Rui Silva, mientras Hazard celebra uno de los goles Rui Silva, mientras Hazard celebra uno de los goles

Rui Silva, mientras Hazard celebra uno de los goles / Agencia Efe (Madrid)

El Santiago Bernabéu es un escaparate mundial para cualquier jugador, más aún si este es portero. Llegaba Rui Silva al partido contra el Real Madrid como una de las grandes revelaciones del campeonato y se marchó con cuatro goles en el saco, pese a firmar una notable actuación, ya que realizó bastantes paradas de mérito evitando que pudieran ser varios más.

Al final pudo jugar el portugués, que fue duda hasta minutos antes de comenzar el choque porque arrastraba desde el jueves una contractura muscular.

Se recuperó y fue de la partida en uno de sus duelos que no pudo comenzar peor para un guardameta: la primera que te tiran va para adentro.

No estuvo acertado en el 1-0 Rui Silva, ya que tuvo posibilidad de despejar un balón que le pasó muy cerca y que llegó a tocar, aunque le penalizó que el galo disparó desde muy cerca.

Mucha actividad

Creció el meta con el paso de los minutos con un cómputo final de hasta seis paradas, varias de ellas paradones, como el mano a mano que le sacó a Carvajal, otro duelo que le ganó a Benzema o la perfecta manopla a cabezazo de Sergio Ramos.

Tras recibir sólo un tanto en los cinco anteriores compromisos, el Real Madrid le hizo cuatro en noventa minutos. Es lo que tiene el Santiago Bernabéu si eres portero, que sales goleado pese a tener una buena tarde y ser de los mejores de tu equipo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios