Granada CF-Valladolid | El marcaje

Gil Dias, un estreno muy discreto como titular del Granada

  • El delantero portugués está 53 minutos sobre el campo en los que casi marcar pese a aportar pocas cosas al equipo

Gil Dias no brilló en su estreno como titular Gil Dias no brilló en su estreno como titular

Gil Dias no brilló en su estreno como titular / Álex Cámara (Granada)

El último fichaje en el mercado invernal del Granada CF fue el extremo Gil Dias. Todos, desde la afición hasta el entrenador, esperaban a un delantero pero la dirección deportiva del club sólo pudo cerrar la llegada del portugués, que ante el Valladolid disputó su primer partido como titular.

Diego Martínez ya le dio minutos en el partido de la pasada jornada contra el Atlético de Madrid, en el que estuvo cerca de marcar el tanto del empate, y también jugó en San Mamés el partido de ida de las semifinales coperas, aunque en ambos casos saliendo desde el banquillo.

Ante el conjunto pucelano, el técnico optó por cambiar del todo las bandas de su ataque, dejando en el banco a Antonio Puertas y Machís para dar la oportunidad a Vadillo y a Gil Dias, que tuvo su primera portunidad desde el inicio.

El futbolista luso, que puede ocupar varias demarcaciones diferentes en el terreno de juego, se colocó al principio como extremo derecho en el 1-5-2-3 con el que formó el Granada.

Gil Dias, que es un zurdo claro, intentaba irse hacia dentro siempre que podía y, de paso, dejar el carril libre para Foulquier, carrilero por ese lado. Mediada la primera mitad, Diego ordenó el cambio de banda y pasó a partir desde la izquierda, con Vadillo ahora en el otro costado.

Con ganas

El portugués se mostró participativo, sobre todo al inicio del partido, en el que el Granada cargó casi siempre el juego por su banda. De hecho, a él le hicieron la primera falta del encuentro que señaló el discutido Martínez Munuera.

Por lo visto en estos primeros encuentros como rojiblanco, el portugués es un futbolista más de asociarse y tratar de buscar superioridad con inteligencia y buena lectura del juego que de desborde o regate, aunque demostró en varios lances que es capaz de dejar atrás futbolistas rivales con habilidad.

La primera ocasión del segundo tiempo, en el que desde el principio partió desde la izquierda, llevó su sello. Firmó un colocado disparo desde la frontal del área que estuvo a punto de convertirse en el 1-0, algo que sólo evitó la buena intervención de Masip.

Aunque seguramente no se lo esperaba, esa buena opción para marcar fue su última intervención en el encuentro, ya que en el segundo tiempo sólo estuvo en el campo ocho minutos. Fue sustituido por Machís en un intento del técnico de dar mayor mordiente en ataque a los suyos, aunque quiso la casualidad que al poco de salir del terreno de juego marcara el Valladolid por mediación de Sergio Guardiola el 0-1.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios