Granada CF | Valladolid

Un partido de verdad

  • El Granada recibe a un recuperado cuadro pucelano tras el simulacro de encuentro de San Sebastián, con la incógnita de cómo será la respuesta del equipo tras lo vivido en las últimas semanas

Una acción del Granada-Valladolid de la pasada temporada Una acción del Granada-Valladolid de la pasada temporada

Una acción del Granada-Valladolid de la pasada temporada / Photographerssports (Granada)

Lo de esta tarde en el Nuevo Los Cármenes es un partido de verdad, y no el simulacro de San Sebastián, al que el Granada se vio obligado a presentarse por parte de LaLiga pese a no contar con los efectivos suficientes porque la patronal no dejó participar en el mismo a una decena de futbolistas que estaban aptos, no como los que jugaron, y sin coronavirus, como los test ya demostraron antes del desvirtuado duelo y el tiempo ha ratificado después.

El choque que comenzará a las seis y media ante el Valladolid es un encuentro de verdad, y no lo de hace dos semanas frente a la Real Sociedad, ya que se van a medir dos equipos en igualdad de condiciones, no uno con todos sus efectivos ante otro formado por cuatro jugadores sanos, tres lesionados y el resto miembros del juvenil y del filial que, ante la incomprensible e injustificable afrenta de LaLiga, honraron al máximo una camiseta, un escudo y una competición.

El parón en el campeonato doméstico por la disputa de partidos internacionales ha venido que ni pintado al Granada, que poco a poco ha recuperado la normalidad, sobre todo en la última semana, ya que la mayoría de jugadores se pasaron la anterior o confinados o con sus selecciones.

El lunes ya volvió al trabajo el grueso del grupo, con los principales técnicos a la cabeza también tras superar el coronavirus, mientras que el viernes se unieron los seis internacionales que estaban fuera y Antonio Puertas.

Sólo quedan al margen los lesionados. Víctor Díaz, Quini y Azeez, que ya estaban, y Kenedy, que se rompió en San Sebastián al disputar un partido que nunca tenía que haber jugado. Un problema muscular para que se le caiga a más de uno la cara de vergüenza.

A seguir la buena racha en casa

El Granada buscará una victoria que le permita prolongar su buena racha esta campaña en el Nuevo Los Cármenes, donde sólo el Levante se fue sin perder en un partido que los granotas disputaron 75 minutos con un futbolista más.

Ganar también le serviría para continuar situado entre los mejores de la tabla y, sobre todo, para seguir ampliando su renta de puntos sobre la zona baja de la clasificación.

Vallejo y Antonio Puertas ya están disponibles tras superar la enfermedad, igual que varios integrantes del cuerpo técnico con el entrenador a la cabeza y que los diez jugadores a los que impidió LaLiga estar en San Sebastián.

Uno de ellos es Foulquier, que ya recuperado pone fin a la problemática por las lesiones del lateral diestro, bien resuelta por todos los que tuvieron que jugar allí.

También recupera al medio francés Maxime Gonalons tras cumplir un partido de sanción.

Es probable que el técnico dé descanso de inicio ante el Valladolid a futbolistas que vienen de jugar con sus selecciones, caso de los venezolanos Yangel Herrera y Darwin Machís, aunque también tendrá que valorar el estado de los que han estado diez días trabajando en sus casas, sobre todo Vallejo y Antonio Puertas que, encima, han pasado el coronavirus.

Dudas en el once

Las principales dudas en el once rojiblanco están en los jugadores que elegirá el entrenador para formar en las tres posiciones de ataque, donde maneja varias alternativas.

El del Valladolid es el primero de los diez partidos que tendrá que jugar el Granada en los próximos 32 días.

El siguiente será el jueves, también en casa, ante el Omonia, con la posibilidad de alcanzar ya el pase matemático a la siguiente fase de la Liga Europa en caso de triunfo.

El Real Valladolid quiere hallar una continuidad en su dinámica positiva, tras sumar su primera victoria ante el Athletic, aunque no podrá hallarla en el once titular, puesto que Marcos André causará baja ante el Granada por una pubalgia.

El jugador brasileño fue una pieza importante en ese hito logrado por los vallisoletanos la anterior jornada, pero no podrá repetir, ya que sus molestias han ido en aumento, por lo que todo apunta a que será el delantero israelí Shon Weissman el que sustituirá a André en el equipo inicial.

Con las bajas de Kiko Olivas y Raúl Carnero, además de la del ya mencionado Marcos André y la duda de el Yamiq, puesto que Javi Sánchez ya está recuperado aunque no se encuentra aun al cien por cien, el Real Valladolid afronta un importante reto en un campo que, habitualmente, no se le da bien, aunque Sergio González ya ha advertido de que “las estadísticas están para romperlas”.

Sergio avisa

Eso sí, tiene claro que su equipo deberá hacer muchas cosas bien, y mantener el bloque defensivo que tantos réditos les dio las anteriores temporadas.

En opinión del entrenador blanquivioleta, el Granada “compite muy bien, es rocoso, físicamente exige el máximo nivel a contrario, destaca en los duelos individuales, segundas jugadas, su portero tiene un buen desplazamiento, peinadas en banda, un centro de campo bien equilibrado que da estabilidad, y un entrenador que tiene buena sintonía con ellos y ha dado en la tecla”.

Son muchos recursos, y saben plasmarlos en el terreno de juego, pero Sergio González confía en su plantilla, puesto que considera que “sabe dónde va y lo que hay que hacer” y además, llega a este choque con la moral reforzada, gracias a ese triunfo ante el Athletic, y con un buen trabajo semanal a sus espaldas.

Pitará el catalán Medié Jiménez y antes del choque se recordará con un minuto de silencio al inolvidable Pedro Fernández.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios