Granada CF | Resaca en rojiblanco

El Granada CF, un equipo que da la talla

  • Al conjunto rojiblanco le da igual ocho que ochenta y lo mismo gana al PSV Eindhoven con exquisiteces como otro, al Getafe, a base de de ‘pegarse’ de lo lindo con el contrincante

Oportunidad de Kenedy en el partido ante el Getafe Oportunidad de Kenedy en el partido ante el Getafe

Oportunidad de Kenedy en el partido ante el Getafe / Efe (Getafe)

"Nos gusta más el traje de Eindhoven, pero ese no valía hoy". Con esta frase emitida a la conclusión del encuentro con el Getafe, el entrenador del Granada CF, Diego Martínez, resumía en pocas palabras lo que había hecho su equipo durante una semana, la pasada, que será difícil de olvidar.

Dos encuentros en cuatro días, dos formas de jugar y un común múltiplo: la competitividad que un conjunto, el rojiblanco, pone siempre sobre el tapete, ya sea de terciopelo o de saco.

De la pajarita al mono

Si en Eindhoven pareció que el Granada iba vestido de etiqueta para ofrecer al personal (televisivo) un fútbol vistoso, sobre todo en la segunda parte, ante las huestes de José Bordalás los jugadores tuvieron que ponerse el mono de trabajo. También vale para la comparativa un uniforme militar de campaña porque ir a Getafe, tal como decía Enrique López en su crónica, es casi como ir a la guerra (deportiva, claro está).

Ya sea de esmoquin o con el traje de faena, el resultado fue el mismo: sendas victorias (1-2 ante el PSV y 0-1 contra los madrileños) que sirven para ofrecer más datos que confirman que estamos viviendo el mejor momento de la historia de un Granada que está a punto de convertirse en nonagenario.

¡Qué gustazo!

La semanita de autos, ¡vaya semanita!, comenzó con un histórico debut en la verdadera competición de la Liga Europa. Además, el Granada lo hizo en un gran recinto como es el Philips Stadion de Eindhoven,en la casa de un PSV que aunque venido a menos luce en sus vitrinas toda una Copa de Europa.

Machís marcó un golazo en Eindhoven Machís marcó un golazo en Eindhoven

Machís marcó un golazo en Eindhoven / Pepe Villoslada / GCF (Eindhoven (Holanda))

El conjunto holandés partía como favorito, aunque sólo sea por historia (a lo que hay que añadir que es el líder de su liga), pero ahí apareció ese Granada competitivo que en una segunda parte para enmarcar dio la vuelta a un marcador se le había complicado antes del descanso.

Machís puso la guinda. Tras recorrer toda la banda casi de punta a punta del campo, marcó un gol que si en vez de llevar la firma de un venezolano hubiera sido la de un argentino o un portugués se habría visualizado en todo el mundo.

Quedan aún cinco partidos –el más inmediato este jueves en Los Cármenes frente al PAOK griego (21:00 horas)–, pero tal como ha sido la puesta en escena no es nada peregrina la idea de ver al Granada en la siguiente fase de la Liga Europa. Esto sería la repanocha.

Yangel Herrera, en plena briega ante dos jugadores del Getafe. Yangel Herrera, en plena briega ante dos jugadores del Getafe.

Yangel Herrera, en plena briega ante dos jugadores del Getafe. / LOF (Getafe)

A las trincheras

Getafe es otra historia. Desde que llegó Bordalás al banquillo azulón, el equipo madrileño es un hueso muy duro de roer porque, básicamente, es un conjunto rocoso que no se anda con chiquitas. Juego viril, que dicen unos.

Pues ahí fue a guerrear el Granada el domingo. Los rojiblancos se pusieron el mismo uniforme que sus anfitriones y no se dejaron atemorizar por un Getafe que venía de doblegar al Barça. Se ganó y se sumaron tres puntos más en el camino hacia el objetivo de la permanencia cuanto antes.

Los de Diego Martínez utilizaron las mismas armas que sus anfitriones y demostraron una vez más de lo que tanto presume el técnico: la competitividad de sus jugadores.

Otra semana completa

El ritmo del Granada ya es de dos partidos semanales. De momento no sólo aguanta bien, sino que está cosechando buenos resultados en esta especial condición de ‘bígamo’. En la liga está situado entre los grandes y en el Viejo Continente se está dando a conocer.

Esta semana, más de lo mismo. Diego Martínez tendrá que encajar de nuevo los bolillos para recibir, mañana, al PAOK griego en un encuentro en el que puede dar un paso de gigante hacia la fase de eliminatorias de la Liga Europa. Y el domingo, otro partido duro en Liga ante el Levante. Otra semana como ésta y podemos empezar a ‘morirnos’ de gusto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios