Granada CF | Resaca en rojiblanco

El Granada CF, un equipo reconocido y reconocible

  • Los de Diego Martínez siguen haciendo historia en Europa y continúan sumando en la Liga Santander

El Granada tiene razones para dar saltos de alegría. El Granada tiene razones para dar saltos de alegría.

El Granada tiene razones para dar saltos de alegría. / Efe (Malmoe (Suecia))

No me canso de lamentar la inoportuna y, sobre todo fatídica, coincidencia que nos está haciendo compaginar en el tiempo la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 con el mejor momento de la historia de un Granada que va camino de convertirse en todo un venerable nonagenario.

A sabiendas de que lo más grave y realmente importante de esta maldita pandemia que estamos sufriendo es la pérdida de vidas y el detrimento de la salud, amén de las limitaciones de derechos y de la crisis económica que se nos avecina, para condimentar un poco más este desastre tenemos que ver como nuestro Granada se pasea por Europa y la Liga a puerta vacía. ¡Ya es mala suerte! Queda dicho por enésima vez. Y las que nos (les) quedan por delante.

En Suecia

No nada era fácil. Jugarse una eliminatoria a un solo encuentro y, además, con la condición de visitante, era todo un reto. Pero este Granada ya tiene poso y sabe adecuar los partidos a sus intereses, acompañe o no el resultado al final de los 90 minutos.

Así festejó el Granada su pase a la fase de grupos de la Liga Europa. Así festejó el Granada su pase a la fase de grupos de la Liga Europa.

Así festejó el Granada su pase a la fase de grupos de la Liga Europa. / Pepe Villoslada / GCF (Malmoe (Suecia))

Los de Diego Martínez viajaron a Malmoe, jugaron y vencieron. El 1-3 fue más que merecido y el premio de meterse en la fase de grupos de la Liga Europa toda una proeza para un equipo que no hace mucho navegaba en las inciertas aguas de la Segunda División.

El Granada, que ya había asombrado a propios y extraños la pasada temporada, en la que sin duda fue el equipo revelación de LaLiga, daba otro pasito más en este histórico momento deportivo que estamos viviendo.

Sin pudor

El conjunto rojiblanco fue fiel a sí mismo en tierras escandinavas. Con mucha ambición por bandera puso en el punto de mira su objetivo. Como ya ha demostrado en no pocas ocasiones desde que Diego Martínez se hizo cargo del equipo, el Granada supo sacrificarse y supo sufrir.

Y también mantuvo las maneras de un equipo grande para no perder la cabeza ante la dureza de los futbolistas del Malmoe, que a sabiendas de lo que tenían enfrente intentaron arrimar el ascua a su sardina a base de un juego duro que, todo hay que decirlo (escribirlo), permitió el señor colegiado que dirigió encuentro.

Premio y más madera

El EuroGranada ya conoce a sus rivales en la fase de grupos de la Liga Europa. Serán seis partidos a mitad de semana durante los próximo dos meses, lo que conlleva una densidad de encuentros que para un club modesto como el rojiblanco va a suponer un sacrificio añadido en todos los aspectos.

De la demostrada sapiencia de Diego Martínez, que tendrá que gestionar casi al milímetro los esfuerzos de todos los efectivos con los que cuenta, dependerá el futuro de esta temporada. Ya ha dicho el técnico que ante el panorama que se avecina todos tendrán que sumar. Es necesario para evitar una monumental ‘pájara’ que de al traste con todo lo que se vive en la actualidad.

La Tacita de Plata

Tras la hombrada de meterse vivo en la Liga Europa volvió la realidad del día a día que no es otra que la de la Liga. Las alegrías continentales no deben hacer olvidar que el objetivo principal de la temporada es seguir entre los grandes y, si es posible, con la mayor tranquilidad posible. Repetir lo del año pasado sería la repanocha.

Foulquier se las tiene con un jugador del Cádiz. Foulquier se las tiene con un jugador del Cádiz.

Foulquier se las tiene con un jugador del Cádiz. / Efe (Cádiz)

Así, fueron las huestes granadinistas a visitar a un ilusionado Cádiz. En la ciudad en la que nació el constitucionalismo español se recibió al conjunto granadino con todo el respeto del mundo, el que sin duda se ha ganado estos últimos años con su buen hacer sobre el terreno de juego. Es una manera de mostrar el reconocimiento a un equipo, el rojiblanco, que desde la humildad, está escribiendo las mejores páginas de su historia.

Al final de un bonito espectáculo, un punto que nos recuerda que lo importante es sumar en una Liga que es muy larga y de la que todavía queda una eternidad.

De momento, lo dicho, el Granada se ha ganado el reconocimiento del mundo ‘futbolero’ del país. Que siga así... y que pase pronto lo del coronavirus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios