Granada CF | Resaca en rojiblanco Era necesario volver a sumar tres puntos

  • A un conjunto rojiblanco cogido con hilos le urgía sumar su primera victoria en la segunda vuelta de LaLiga

El Granada volvió a celebrar un triunfo después de más de de un mes.

El Granada volvió a celebrar un triunfo después de más de de un mes. / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Nunca es tarde si la dicha es buena. La espera se ha hecho un poco larga, más que nada porque lo de no ganar no le gusta a nadie, pero al final ante el Elche cayó la primera victoria de la segunda vuelta de esta temporada 2020/21. El Granada CF ha tardado seis jornadas en volver a sumar tres puntos de una tacada, lo que ya empezaba a preocupar.

Desde que comenzó este año 2021, los de Diego Martínez sólo habían logrado una victoria, ante el Osasuna (2-0), pero el partido correspondía a la cuarta jornada de la primera vuelta, por lo que si se sigue el orden de las jornadas, el cuadro rojiblanco llevaba ocho sin saborear las mieles del triunfo, concretamente desde que se ganara al Valencia por 2-1 en la decimosexta jornada un ya lejano 30 de diciembre del pasado año.

Las malas rachas las carga el diablo y a veces se entra en un bucle del que no se puede salir. Por lo tanto, el Granada necesitaba ganar de nuevo y, realmente, lo merecía.

Esfuerzo

La escuadra granadinista no se podía permitir el lujo de fallar ante el penúltimo clasificado una semana después de haber caído derrotada en la visita al colista Huesca. Era impensable visto de una forma aséptica, pero bastaba echar un ojo a la enfermería y demás partes de daños (y perjuicios), para darse cuenta de que el Granada recibía al Elche prácticamente con lo puesto, algo que los ilicitanos no supieron, o más bien no pudieron, aprovechar.

En el Granada van todos a una En el Granada van todos a una

En el Granada van todos a una / Efe (Granada)

Difícilmente a los de Fran Escribá van a jugar ante un rival con tantas adversidades. Aunque eso sí, el cuadro rojiblaco está hecho de una pasta especial y lo está demostrando en una temporada en la que todos sus componentes no se andan con chiquitas cuando pisan el terreno de juego.

Ruleta

La verdad es que el camino del Granada esta campaña es para quitarse el sombrero. Se ha dicho y escrito hasta la saciedad. No obstante, tampoco hay que perder la cara a la realidad para comprender que, dada la tralla que lleva el equipo desde que comenzó a andar a mediados del pasado mes de septiembre, en vez de ir las cosas medianamente bien rodadas la situación podría estar un poco más complicada. No pocos equipos han pasado por esto y lo han pagado, algunos más caro que otros.

Es casi un milagro que después de tantos encuentros, los de Diego Martínez ocupan una posición más o menos tranquila en la clasificación de la Liga Santander y, además, a punto de afrontar una eliminatoria de octavos de final en su estreno en una competición internacional. No está de más insistir en que lo que ‘da de comer’ es estar en Primera División y que lo mejor es evitar volver a encadenar una mala racha de resultados, porque lo que se avecina son partidos complicados.

Fondo de armario

No anda muy sobrado de efectivos el conjunto rojiblanco. Ante el Elche, Diego Martínez dio una vuelta más a su iterado encaje de bolillos y tiró de lo que tenía a mano. No había mucho más de los que jugaron. En esta situación de tantas carencias en la 'mano de obra', la incorporación de Domingos Quina se puede considerar casi providencial.

Antonio Puertas logró su primer gol liguero esta temporada. Antonio Puertas logró su primer gol liguero esta temporada.

Antonio Puertas logró su primer gol liguero esta temporada. / Efe (Granada)

El centrocampista portugués abrió la lata en Huesca, que a la postre no sirvió para nada, e hizo lo mismo ante el conjunto ilicitano, aunque en esta ocasión sirvió para poner la primera piedra a un triunfo que, dadas las circunstancias, era muy importante.

Una semana 'tranquila'

Hasta el domingo no vuelve a jugar el Granada, todo un privilegio para un equipo que, como ya se ha escrito, lleva un añito multiplicando por dos sus esfuerzos semanales casi desde que empezaron las competiciones.

Tras una jornada de descanso (¡qué menos!), este martes se vuelve a la carga para empezar a preparar el próximo compromiso, que será ante el Athletic en la Catedral.

Es de esperar que según vaya avanzando la semana irán cayendo buenas noticias relativas a la recuperación de efectivos. De momento, ya lo es el hecho de que haya tiempo por delante. La semana que viene, será otra historia. O más bien, la misma historia de casi toda la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios