Granada CF El Granada da motivos de sobra para soñar

  • El equipo rojiblanco, que ilusiona con unas claras señas de identidad que llegan a su afición, presenta la segunda mejor defensa de las trece últimas campañas en Segunda

Germán cierra a un rival en el pasado partido contra el Cádiz Germán cierra a un rival en el pasado partido contra el Cádiz

Germán cierra a un rival en el pasado partido contra el Cádiz / Diario de Cádiz (Cádiz)

Comentarios 1

Tan importante como campeonar en invierno con 40 puntos es que este Granada CF hace disfrutar a una afición que, mucho tiempo después, se siente orgullosa de sus jugadores y se identifica con su equipo.

Ese es el gran éxito de este plantel, lo que hace que el hincha acuda a cada partido al estadio o se siente ante el televisor para ver a los suyos con una ilusión inusitada.

Es evidente que los dirigentes acertaron con Diego Martínez, el gran líder de este Granada, un gurú inesperado, mucho más que un entrenador en este proyecto.

Y tanto Diego como los que mandan en los despachos acertaron con unos jugadores, los que se quedaron y los que vinieron, que están rindiendo al máximo, a veces incluso por encima de sus posibilidades.

El nivel estratosférico mostrado por hombres como Germán o San Emeterio, claves en el funcionamiento defensivo de este Granada, no lo podía imaginar nadie a principio de curso, ni ellos mismos, como incluso han reconocido.

El gran mérito

Uno de los grandes méritos de este Granada es ser capaz de estar por encima de todos sus oponentes cuando se alcanza la mitad del campeonato y de entusiasmar a los suyos sin tener ni nivel top, ni fondo de armario, ni hombres que marcan las diferencias, como podía ocurrir la pasada campaña con Machís, del que dependía muchísimo esa escuadra.

Hacer esto con la plantilla de la temporada anterior hubiese tenido menos mérito, también que lo hagan conjuntos con más y, sobre el papel, mejores jugadores, como Málaga, Deportivo o Las Palmas.

Con la humildad, el trabajo, la solidaridad, la unión y el compromiso por bandera lo han logrado los nazaríes. Unas señas de identidad claras, concisas e innegociables.

El lema

El pasito a pasito y el no mirar la clasificación no es una pose de este Granada. Es realmente lo que piensan Diego Martínez y la plantilla, y lo que hay que hacer. Funciona.

Han convencido a casi todo el entorno de que tiene que ser así. Y habrá descarrilamiento en cuanto la única mira no esté en el siguiente partido. Aprendamos del pasado, observemos el futuro pero sólo a muy corto plazo.

En Segunda es más difícil mantenerse arriba que llegar a la cota. Y si en algunos aspectos, como le ocurre a este Granada, estás cogido con pinzas, más aún.

Dos más

Para que el cuadro rojiblanco alcance objetivos mayores que la permanencia es clave que los refuerzos funcionen y que las citadas señas de identidad se mantengan en cada minuto de cada entrenamiento y de cada partido.

Las llegadas de Bernardo Cruz y de Dani Ojeda, esta última confirmada ya este domingo de forma oficial, van a servir para tener más opciones donde elegir y para mejorar al equipo. Si ofrecen lo que se espera de ellos, el Granada crecerá.

Pocos tienen dudas de que para seguir arriba, para alcanzar la permanencia en breve y poder aspirar a cotas mayores, hay que mejorar, no va a valer con lo realizado hasta ahora.

Defensa y defensa

A nivel futbolístico, es evidente que el equipo tiene que mejorar sus prestaciones en ataque. Con más acierto hubiese ganado más encuentros, aunque más problema que meterla o no es llegar. El propio técnico reconoció tras el pasado partido en Cádiz que las opciones ofensivas fueron escasas en el segundo tiempo. ç

Hay que mejorar en ataque, sí. Hay que tener más presencia en área rival, también. Hay que marcar más goles, es obvio. Pero que nadie olvide la clave de esta película. Seguridad defensiva y portería a cero. Este Granada sólo podrá aspirar a metas importantes si no recibe goles. O le marcan pocos, como está ocurriendo hasta ahora. 

El dato

Un análisis a las cifras de temporadas pasadas en la categoría indican que el Granada tiene la segunda mejor defensa de las trece últimas campañas, las doce anteriores y la actual. Ha dejado su meta a cero en once encuentros de 21 y ha recibido catorce goles.

El único equipo de los trece últimos cursos que mejora esa cifra es el Elche de la campaña 2012/13, al que le marcaron sólo once en la primera vuelta. También recibieron catorce goles en la primera mitad de una temporada el Hércules de la Liga 2009/10, el Deportivo de la 2013/14 y el Levante de la 2016/17.

Los cuatro subieron de forma directa a Primera a final de temporada. Otro dato para soñar, otra motivo para seguir ilusionados. Eso sí, pasito a pasito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios